El Gobierno aprobó el Plan de Residuos recientemente. / C7

El archipiélago es una de las zonas de la UE que más residuos genera

La comunidad autónoma ha concluido ya los expedientes para cerrar ocho vertederos ilegales de «inertes» y aún quedan 47 pendientes

B. Hernández
B. HERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

La insularidad repercute no solo en la gestión de los residuos, sino en la cantidad de residuos que se generan, una circunstancia directamente relacionada no solo con la población residente sino con los turistas. Esta situación provoca además que la cantidad de residuos producidos en las islas sea «muy superior» a la media europea y española.

Según los datos que recoge el Pircan, la generación de residuos per capita en las islas en el año 2018 ascendió a casi 600 kilos, la segunda comunidad después de Baleares, frente a la media española que, con los registros del INE de 2017, ascendían a 483 kilos por persona y año. La media de la Unión Europea es algo superior a la española -487 kilos por persona-, pero en torno a un 20% menos que las cifras registradas en el archipiélago.

En 2018 se generaron un total de 1,3 millones de toneladas de residuos en las islas, de las que la mayor parte fueron vertidas a complejos industriales. La recogida de residuos separada es actualmente de un 11% en Canarias, un porcentaje alejado de la media estatal que tampoco es alta, ya que en 2017 estaba situado en el 19%.

El viceconsejero de Lucha contra el Cambio Climático y Transición Ecológica, Miguel Ángel Pérez, insiste en que «en un territorio tan pequeño y contando la población no solo local, sino la visitante, el volumen de residuos es importante, tanto los que van a los contenedores amarillo, gris o azul, como los de otro tipo, como el agua que se debe reciclar, reutilizar y revalorizar, lo que genera un gasto añadido». Otro factor a tener en cuenta, agrega, es que al tratarse de islas y además alejadas del continente, todo viene embalado, lo que supone un sobrecoste de residuos. «La idea es que en 2027 tengamos las infraestructuras lo más adecuadas posibles para iniciar el proceso de reducción de residuos», indica.

Cierre de vertederos

Canarias está inmersa desde 2008 en el procedimiento de infracción sobre vertederos de inertes -basicamente los que no contienen restos orgánicos, que son fundamentalmente de escombros de obras, enseres domésticos, etc- iniciado por la UE contra España. Según Pérez, las islas están haciendo esfuerzos para eliminar estos vertidos de los que Bruselas «está al tanto».

Destaca en este sentido que los vertederos de residuos orgánicos ya quedaron sellados en 2019, pero quedan 55 de inertes en los que se continúa trabajando. De éstos, ya se han cerrado ocho expedientes, a los que se han destinado más de ocho millones de euros. En cualquier caso, apunta el viceconsejero de Transición Ecológica que estos vertederos están «totalmente identificados» y se les hace un seguimiento continuo para conocer su actividad practicamente a diario.