27.000 peticiones de renta de emergencia

21/05/2020

La consejera de Derechos Sociales pretende dar ayuda a 38.000 familias en Canarias, y la oposición denuncia que aún no se haya pagado el ingreso mínimo. Santana lamentó las «largas esperas» para hacer el trámite través del teléfono 012

La consejera de Derechos Sociales del Gobierno de Canarias, Noemí Santana, informó ayer que el Ejecutivo ya ha tramitado más de 27.000 solicitudes del ingreso canario de emergencia si bien la oposición le reprobó que todavía no se haya abonado.

En una comparecencia ante el Pleno del Parlamento Santana indicó que esta herramienta -que llegará a 38.000 familias con un pago único de entre 367 y 478 euros- será un «ingreso puente» mientras llegue el ingreso estatal y ayudará a las familias desfavorecidas.

La consejera lamentó las «largas esperas» del 012 para tramitar la ayuda pero se hizo para mantener el confinamiento, y sostuvo que este ingreso va dirigido a las personas que no cumplen los requerimientos de la Prestación Canaria de Inserción (PCI). «¿Las dejamos atrás?», se preguntó. Defendió «con orgullo» el «escudo social» puesto en marcha por el Gobierno estatal complementado por el Ejecutivo regional a diferencia de lo que ocurrió en 2008 cuando «se abarató el despido y se regaló el dinero a los bancos».

En esa línea, detalló el reparto de alimentos para las 13.000 familias de cuota cero -apoya la propuesta de Coalición Canaria (CC) de incrementar las familias beneficiarias-, que se haya exonerado el pago del alquiler en viviendas públicas o la «seguridad» que se ha alcanzado en los centros de mayores, con «testeo» de usuarios y trabajadores y pocas víctimas con respecto a otras comunidades.

Sin embargo, la portavoz del grupo Mixto, Vidina Espino, comentó que Santana va camino de «ser la peor» consejera de Derechos Sociales de la historia pues no traído «cambios» a la gestión y «nada» ha cambiado tras un año de Gobierno. Afirmó que el ingreso mínimo de emergencia aún no se ha pagado y se pregunta si no es mejor fortalecer la PCI con pagos estables y más duraderos en el tiempo.

Anticipación. Cristina Valido, del grupo Nacionalista, dijo que la población está «en emergencia social» y va a empeorar en los próximos meses por lo que pide al Ejecutivo «que se anticipe».

Valido pidió al Gobierno que amplíe el plazo para solicitar el ingreso mínimo de emergencia y cambie las fórmulas telemáticas para solicitarlo. No obstante, lamentó que aún no se haya abonado por lo que «no la vamos a felicitar por eso, la gente no está para esos milongas», señaló, apuntando que «no hay dinero para todo ni para todos ni todo el tiempo».

Además, defendió la PCI como fórmula más idónea para llegar a las familias pues es «más estable y garantista».

Hipólito Suárez, del grupo Popular, comentó que no se está desarrollando la Ley de Servicios Sociales y pidió a Santana que «se ponga al lado» de los ayuntamientos. «Ni se le ha visto ni se le espera», criticó. En su opinión, los ayuntamientos deben ser «la herramienta» para tramitar el ingreso mínimo porque «son más rápidos». «No juguemos con las vidas de los canarios», instó.

Por los grupos que apoyan al Gobierno, la diputada de Nueva Canarias (NC) Carmen Hernández, dijo que el ingreso mínimo de emergencia es un «paso histórico» y un «salvavidas» para proteger a las familias más desfavorecidas, lo mismo que los ERTE, que sirven para preservar empleos y empresas. Lamentó la «burocracia desmedida» que hay en España y que obliga a hacer «un tocho» de papeles para entregar una ayuda de menos de 400 euros.

Valoraciones. Melodie Mendoza, de la Agrupación Socialista Gomera (ASG) valoró la puesta en marcha del ingreso mínimo de emergencia, la exención del alquiler en viviendas sociales o el reparto de alimentos entre familias de cuota cero.

María del Río (Sí Podemos) destacó que «ojalá que el ingreso mínimo se hubiera puesto en marcha antes», y puso sobre la mesa que también es un elemento de «seguridad» para evitar asaltos a casas y supermercados. «Yo, con tres hijos y hambre lo haría», agregó.

Omar López, del grupo Socialista, señaló que el Gobierno canario está «preparado» para atender la «peor pandemia» del siglo XXI, poniendo como ejemplo el ingreso mínimo. Valoró la gestión de Santana, «que ha estado al pie del cañón», y la labor de las ONG.