Celebrando la festividad de los Reyes Magos en Tizimín

En esta ciudad, al oriente del estado de Yucatán (México), se celebra a Melchor, Gaspar y Baltasar en una gran feria que este año cumple 450 años

Elena Martín López
ELENA MARTÍN LÓPEZ Madrid

España es el país en el que la festividad de los Reyes Magos está más arraigada, pero no el único en el que se celebra. Muchos países iberoamericanos, con siglos de influencia hispana, también han tomado esta fiesta como parte de su tradición cultural durante la época Navideña. Entre ellos Méjico, donde se encuentra el segundo santuario más importante del mundo en honor a los tres magos de Oriente, concretamente en la localidad de Tizimin.

Tizimín es una ciudad de casi 70.000 habitantes que se encuentra al este de Cancún, en el estado de Yucatán. Esta localidad fue fundada por los padres franciscanos que llegaron a México en el año 1544 y es conocida, principalmente, por el culto a los Reyes Magos que se realiza en la parroquia de los Tres Santos Reyes, construida entre los siglos XVI y XVII. Allí se encuentran las imágenes de Melchor, Gaspar y Baltasar, tres esculturas de madera de autor desconocido que se cree que datan de esa misma época, ya que hasta entonces era Melchor y no Baltasar el rey que se representaba con la tez negra, como ocurre con estas figuras.

La festividad se celebra con la organización de una gran feria que comienza el 28 de diciembre con la llamada 'alborada de la baja de los Reyes Magos', es decir, cuando las tres imágenes se sacan de sus nichos y se instalan en el altar mayor de la iglesia para ser veneradas por la gente; y concluye el 19 de enero, cuando son devueltos a su sitio. El 6 de enero es el día más importante, al igual que en España, y se realiza algo parecido a una cabalgata, en la que las esculturas son llevadas en procesión por las calles de la ciudad. Este año, la feria cumple 450 años.

Es un evento tan popular que cada año más de dos millones de peregrinos se trasladan a Tizimín con el fin de mostrar sus respetos a los Reyes Magos, formándose así colas de más de 100.000 personas para adorar a las tres esculturas. Posteriormente, cada uno de los fieles enciende tres cirios en honor a cada uno de los magos.

La edición de este año, además, tendrá eventos especiales, como la elaboración de la Rosca de Reyes más grande del mundo, que será confeccionada por personal de cuatro panaderías locales con 2,6 toneladas de harina, 13.500 huevos y más 19 muñequitos distribuidos en tres kilómetros de rosca. El hito estará supervisado por dos representantes del Récord Guinness que certificarán el proceso de creación de la rosca y serán los encargados de medirla.

El templo de Tizimín solo está superado en importancia por la Catedral de Colonia, Alemania, en cuyo altar mayor se encuentra un relicario que se cree contiene los huesos de los sabios que llevaron incienso, oro y mirra como regalo a Jesús tras su nacimiento.