Aitor Gabilondo, showrunner de 'Patria', junto a las actrices Elena Irureta y Ane Gabarain en el Festival de San Sebastián.

Un Zinemaldi televisivo

Las series de las plataformas digitales han protagonizado algunos de los momentos álgidos del Festival de San Sebastián

Oskar Belategui
OSKAR BELATEGUI

Quién iba a pensar que uno de los actos que más expectación provocaría en el Festival de San Sebastián sería el tráiler de una serie. El club de prensa del Kursaal se quedó pequeño para descubrir las primeras imágenes de 'Patria', la adaptación de la novela de Fernando Aramburu que HBO estrenará entre sus abonados en todo el mundo el año que viene. Un paraguas rojo de regalo es hasta la fecha el único dispendio de 'merchandising' visto en el certamen. Hasta hubo aplausos de los periodistas, como si se tratara de la proyección de una película aspirante a la Concha de Oro. Las vallas publicitarias que rodean el triángulo epicentro del festival formado por el hotel María Cristina, el teatro Victoria Eugenia y el Kursaal son un buen termómetro de quién pisa fuerte en la industria. Netflix ha tapizado ocho con el póster de 'Diecisiete', de Daniel Sánchez Arévalo, la primera producción de la plataforma de internet que compite en la sección oficial.

Más pruebas de que las series de televisión han venido a quedarse en los festivales de clase A. La proyección multitudinaria en el Velódromo de Anoeta, reservada a películas acontecimiento como las de Oliver Stone, se reservó este año para 'Vida perfecta', la serie de Leticia Dolera que Movistar estrenará el 18 de octubre. La actriz y directora firma una aguda y divertidísima disección de tres caracteres femeninos que puede verse como la ficción que las espectadoras españolas se merecían en la era del #MeToo. Por cierto, que Dolera la presentará el próximo jueves en la Academia de Cine, que por lo que se ve también es Academia de Televisión.

¿Qué ocurriría si Sánchez Arévalo, que está fuera de concurso, compitiera y ganara en San Sebastián? ¿Se estrenaría entonces 'Diecisiete' directamente en internet o conocería un pase limitado en salas, como parece que va a ocurrir con 'El irlandés' de Martin Scorsese? «Hollywood ya no existe», ha contado en Donosti el director Neil Jordan, presidente del jurado. «Los grandes estudios mantenían un cierto compromiso con el cine como forma de expresión artistica. Yo incluso llegué a rodar para Warner una película independiente. Hoy con las plataformas digitales dirigiendo el negocio audiovisual no sé si habría podido hacer algo así».