Borrar
Julia Louis-Dreyfus en 'Veep'.
'Veep' se quedó sin despedida en los premios Emmy

'Veep' se quedó sin despedida en los premios Emmy

Julia Louis-Dreyfus se fue de vacío aunque retiene el récord de mayor número de estatuillas por un mismo papel

Lunes, 23 de septiembre 2019

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La dos se iban, ese binomio que tantas noches de éxito dió a la cadena HBO. Durante muchas temporadas –no siempre- los domingos fueron de 'Juego de tronos' y de 'Veep'. Y eso incluye los recientes adioses. Una había empezado en abril de 2011 y le costó crecer pero acabó convertida en un fenómeno mundial. La otra arrancó un 20 de mayo de 2012 y siempre tuvo la crítica a sus pies. La primera hubo de esperar a tener hordas de fans para que los premios la tuviesen en cuenta. La segunda se acostumbró a llevarse todos los Emmy. Llegó el momento de bajar el telón y se han invertido la tornas, de sendas ficciones solo una ha tenido homenaje póstumo -en forma de premio, claro, porque el reparto de 'Veep' también se subió a las tablas para recibir un caluroso homenaje-. La de los dragones, claro.

Quizá la categoría de mejor serie dramática tenía muchas series buenas, y alguna regular, pero ninguna con la entidad suficiente para sobresalir por encima de 'Juego de tronos' en esta edición. Y si nos ponemos exquisitos, las que podrían haberle hecho sombra no estaban nominadas. De no haber ganado, habría salido el gordo. No sucedía en el apartado de comedia. 'Veep' se las tenía que ver con la merecidísima ganadora ('Fleabag') y con la laureada y muchas veces premiada, 'La maravillosa señora Maisel' (y que aquí se llevó tres interpretativos). Pero la hazaña, por calificarlo de alguna forma, es que Phoebe Waller-Bridge haya dejado a Julia Louis-Dreyfus sin el pleno al 15: llevaba seis de seis por su papel de (inicialmente) Vicepresidenta Selina Meyer. El séptimo se le escapó. A ella, a Anna Chlumsky, a Tony Hale, a Peter MacNicol...

Claro que de eso de ir de favorita y quedarse sentada en el patio de butacas sabe bastante Amy Adams. No ha logrado ninguno de los seis Oscar a los que ha sido nominada, ninguno de los siete Bafta, y solo dos de los ocho Globos de Oro. En su salto a la televisión y con un papelón como el que hace en 'Heridas abiertas' se ha quedado igual: ni Globo de Oro el pasado enero ni Emmy ahora. Eso sí siempre con una sonrisa porque el favor del público sigue ahí. ¡Si ellos votasen! Solo tiene que recordar que otra estrella de Hollywood que lo ha intentado en la pequeña pantalla ni siquiera fue nominada, Julia Roberts. No era una categoría fácil, solo hay que ver quien se llevó el premio a casa: Michelle Williams por la imprescindible 'Fosse/Verdon'.

A propósito de la categoría donde ignoraron a la eterna 'Pretty Woman', si en los Globos de Oro el premio se fue delante de sus narices a Sandra Oh, ahora a ésta le ha pasado lo mismo pero sin ir muy lejos, al asiento de al lado, al de su compañera de reparto Jodie Comer. Son esas reivindicaciones que tienen estos galardones cien por cien televisivos: les importa un bledo el resto. Aquí se lo llevan quienes en otros lugares no estaban ni nominados y al revés. Una credibilidad que se ganan a pulso dejando sentados a casi todo el reparto de 'Juego de tronos'. El peloteo de haberles metido en la pelea ya habría cubierto el expendiente. Cualquier otro ganador era, sin duda, mejor opción. Sí, excepto Peter Dinklage quien merecidamente fue reconocido como mejor actor secundario.

Y después están esas categorías de las que nadie se acuerda en sus repasos de ganadores pero que en los Emmy también tiene su espacio. Esas apariciones estelares en algún episodios. Pero con trama y guion, no como los cameos tipo Shakira o Guti en 'Siete vidas' y demás. Vale, aquí el equivalente es 'Saturday Night Live' el que habitualmente monopoliza las candidaturas. No obstante fue para Luke Kirby ('La maravillosa señora Maisel') en vez Matt Damon, Robert de Niro o Adam Sadler. ¡Ahí es nada!. Idem entre ellas. Jany Lynch ('La maravillosa señora Maisel') hizo lo propio con Kristin Scott Thomas y Emma Thompson, entre otras. En drama, las estrellas invitadas fueron Bradley Whitford y Cherry Jones, ambos por 'El cuento de la criada'.

Con estos 71 Premios Emmy se cierra un ciclo. Dos adioses y el momento de tomar el relevo. ¡Arranca la nueva temporada!

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios