Borrar
La reina Sofía con el rey Felipe de niño. EFE
El retrato de HBO a la reina Sofía: víctima, esposa resignada, mujer discreta...

El retrato de HBO a la reina Sofía: víctima, esposa resignada, mujer discreta...

David Trueba firma la nueva serie documental de la plataforma en la que periodistas y políticos realizan una semblanza de la reina en base a la figura de Juan Carlos I

Mikel Labastida

Valencia

Viernes, 23 de junio 2023, 12:45

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Desde que se levantó la veda en torno a Juan Carlos I se han sucedido los reportajes y documentales desmitificando su figura y revelando los excesos que cometió durante su mandato, tanto por los negocios de los que se benefició como por un comportamiento en su vida personal que podría calificarse como disoluto. Durante años se han insinuado las infidelidades del monarca y se ha rumoreado acerca del modo ilegítimo en que se iba enriqueciendo pero nadie se atrevía a denunciar en firme lo que ocurría. Es curioso ver ahora a algunos veteranos periodistas alardear de lo que sabían pero que hasta hace nada han callado.

Es verdad que la situación social y mediática ha cambiado hasta el punto en que ya hemos visto en plataformas y en televisiones en abierto todo tipo de investigaciones periodísticas sobre los modos posibles en que el emérito ha sido infiel a su mujer y de cómo se beneficiaba de su influencia para llenar los bolsillos de sus familiares y los suyos propios. HBO estrenó hace unos meses una de las docuseries más polémicas, sobre todo porque incluía audios inéditos de Bárbara Rey, en los que se confirmaba su relación (antes de que la propia vedette decidiese ir por los platós contándolo de viva voz).

Ahora HBO regresa a la Zarzuela para repasar, otra vez, el día a día en ese palacio, para desvelar los secretos a voces en torno a la familia real. Lo curioso es que en esta ocasión la protagonista es la reina Sofía, aunque la serie la sitúa todo el rato en torno al rey Juan Carlos, como si no tuviera entidad propia. Nos cuenta cómo lo conoció, cómo fueron sus primeros años de relación cuando Franco todavía vivía, su matrimonio en crisis durante la democracia, y su separación tras la abdicación. La figura de la reina contada siempre en base a su marido, como si fuese solamente su sombra, un apéndice de él. Nada más. Y aunque pueda parecer reduccionista tal vez es así y no existen otras lecturas posibles. Pero resulta decepcionante que en una docuserie dedicada a ella se le dediquen tantos minutos a él, a contar las desavenencias con su padre, don Juan; a las amistades que este tuvo y que se supone que le llevaron por el mal camino -de Mario Conde a los Albertos-, o a las relaciones extramatrimoniales con mujeres como Marta Gayà o Corinna Larsen.

¿Y qué hay de Sofía? ¿Qué intereses ha tenido más allá de ser la mujer de? ¿Qué otras relaciones o sentimientos ha cultivado? Apenas se describe nada de esto en este trabajo firmado por David Trueba y Jordi Ferrerons. Se despacha diciendo que la reina apenas tenía vida social y que su mayor interés ha sido que su hijo acabase proclamado rey. Incluso para describir uno de los momentos más duros al que se ha tenido que enfrentar, el de la muerte de su madre, se hace desde la óptica del rey, explicando el modo en que él se lo ocultó porque estaban de vacaciones y regresó engañada para conocer la noticia.

Los reyes eméritos Juan Carlos y Sofía.
Los reyes eméritos Juan Carlos y Sofía. RC

«Siempre dos pasos detrás del Rey», indican algunos de los invitados de 'Sofía y la vida real', producción de cuatro episodios ya disponible en HBO que cuenta con los testimonios de periodistas como Carmen Rigalt, Luis María Ansón, Jaime Peñafiel, Carmen Enríquez, Pilar Urbano o Mabel Galaz, cuya carrera profesional ha estado asociada a la agenda de los monarcas. También participan políticos como Ana Pastor, José Bono, María Teresa Fernández de la Vega, Iñaki Anasagasti o José Manuel García Margallo.

El documental narra brevemente la infancia de la protagonista, marcada por el exilio de Grecia durante la II Guerra Mundial y el desarraigo que sufrió su familia en el siglo XX. De ahí surge el carácter frío con el que se le asocia a la reina. A partir de ahí la serie relata los primeros encuentros entre Juan Carlos y Sofía, el interés de él por las princesas italianas y la 'campechana' forma en que finalmente le pidió matrimonio. «La corona por encima de todas las cosas» es la máxima que sobrevuela esta producción y que sirve para justificar por qué ella ha perdonado engaños y situaciones humillantes en las últimas décadas.

Víctima, esposa resignada, gran profesional, mujer discreta. Ese es el rol que se le adjudica a Sofía en esta serie en la que se recuerdan dos únicas ocasiones en que la reina se salió de ese papel correctísimo e institucional: en el libro de Pilar Urbano en el que expresaba sus ideas conservadoras y cuando ha tenido que defender a sus hijos (como cuando fue a Washington a visitar a la infanta Cristina 'desterrada' allí tras el caso Noos). En cualquier caso si el anterior acercamiento de HBO a la familia real se tituló 'Salvar al Rey' este bien podría haberse llamado 'Salvar a la reina', por el retrato impoluto que hace.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios