Borrar
El plantel de personajes de 'Mythic Quest'.
'Mythic Quest', la sitcom que funciona mejor lejos de la comedia

'Mythic Quest', la sitcom que funciona mejor lejos de la comedia

Primera temporada ·

La sucesora espiritual de 'Silicon Valley' no tiene ni la gracia ni la profundidad de la serie de HBO, pero deja un quinto capítulo maravilloso

Iker Cortés

Madrid

Lunes, 24 de febrero 2020

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Resulta curioso que 'Mythic Quest' empiece casi como acabó 'Silicon Valley', con un falso documental. Curioso porque ahora que la sitcom de HBO ha tocado a su fin, después de seis temporadas, la nueva ficción de la plataforma Apple TV + tiene todas las papeletas de convertirse en su sucesora espiritual. Al fin y al cabo, la serie se centra en el día a día de otra empresa tecnológica, en este caso una desarrolladora de videojuegos afincada en Montreal. El estudio es responsable de 'Mythic Quest', uno de los juegos de rol multijugador masivo online más importantes del mundo, con millones de jugadores en veinte países distintos.

Precisamente, ese mockumentary que luego se descubre como un anuncio para televisión y redes sociales, sienta las bases en torno a las que gira el piloto de la propuesta. Una voz en off épica habla de las bondades de un título que, pese a su éxito, debe reinventarse y apunta a que va a lanzar su primera gran expansión: 'Banquete de cuervos'. Pasa después a presentar a los personajes. Ian Grimm (Rob McElhenney) es el director creativo, un narcisista de frágil ego incapaz de escribir una línea de código; David Brittlesbee (David Hornsby) es el productor ejecutivo, un tipo que apenas sabe nada de videojuegos y que jamás ejerce el mando; Poppy Li (Charlotte Nicdao) es la ingeniera jefe que lleva a buen puerto la visión de Ian, una programadora sin apenas vida social fuera de la empresa; Brad Bakshi (Danny Pudi) es el responsable de la monetización, interesado solo en hacer caja. Completa el equipo C. W. Longbottom (F. Murray Abraham, el Salieri de 'Amadeus'), escritor de 80 años y de voz engolada, galardonado en su día con el Nebula al mejor narrador fantástico, que se ocupa de dar contexto a ese universo digital al que ni siquiera ha jugado.

Y ya con estas primeras secuencias, un comercial que más que vender el juego vende a un Grimm con el torso desnudo, como si fuera el mismísimo protagonista de 'The Witcher', uno ya puede entrever por dónde se va a mover la nueva ficción de Apple. «Si buscamos referentes culturales¨ tenemos 'E. T.', 'Star Wars', 'Avatar'... Y aún así los videojuegos eclipsan la industria del entretenimiento. ¿Por qué no pensar en 'Mythic Quest'? Y si pensamos en épica, en vez de en Spielberg, Lucas o Cameron, ¿por qué no pensar en Grimm?», dice una voz en off que da buena muestra de lo acomplejada que puede estar la industria del videojuego, que a menudo no ha sido tomada en serio.

Ese es, quizá, uno de los problemas a los que se enfrenta la serie: el desconocimiento de gran parte de los espectadores de cómo funciona una industria que no está tan presente en los medios generalistas como la última red social o la última gran app de moda. Términos como cajas de 'loot' quedan lejos de la conversación diaria y la ficción creada por Charlie Day, Megan Ganz y Rob McElhenney tiene que hacer un esfuerzo extra para explicarlos que no siempre se ve recompensado.

Un fotograma de la serie.
Un fotograma de la serie.

Al plantel de personajes ya presentados hay que sumar una becaria, Jo (Jessie Ennis), enamorada obsesivamente no de su jefe sino de Grimm; dos betatesters, Rachel (Ashly Burch), apasionada del videojuego y Dana (Imani Hakim), que parece estar en el cargo solo por el amor que siente por Rachel, y Sue (Caitlin McGee), la community manager a la que todo el mundo desprecia. No en vano, su oficina está en el sotano, como ocurría en 'The IT Crowd'. Creada en colaboración con Ubisoft, el estudio detrás de los 'Rayman' y los 'Assassin's Creed', la serie usa de cortinillas imágenes de títulos de la compañía como 'For Honor', pero habla también de videojuegos de otros estudios como 'Red Dead Redemption 2' o 'The Last Of Us'.

Análisis de la industria

A medida que avanza la serie y con el humor como catalizador se ponen sobre la mesa temas que afectan a la industria como los plazos de entrega, los bugs,la monetización de los juegos, la necesidad cada vez más acuciante de los juegos de azar -hay hasta un casino totalmente anacrónico dentro del universo del juego- para obtener la rentabilidad deseada, los desentendimientos entre los distintos departamentos, las relaciones de poder, las rencillas, el machismo imperante en la industria -con esa comisión de ética que se crea sin haber entendido el problemas-, las relaciones con la prensa, la necesidad de que los 'youtubers' -uno de los elementos más descacharrantes de la serie- promocionen tu última creación...

Y tiene mérito, el problema es que apenas consigue arrancar siquiera la sonrisa del espectador. Puede que el problema esté en los personajes, no tan exagerados ni carismáticos como los de 'Silicon Valley', o puede que alcanzar esa brillantez este a la altura de muy pocos, pero a 'Mythic Quest' le pasa lo que, a tenor por lo leído en estas mismas páginas, le pasa a todas las series de Apple TV +, que tienen puntos de partida brillantes que no acaban de explotar lo suficiente y se quedan en tierra de nadie.

Hay, eso sí, un capítulo brillante en la serie y que, salvo alguna conexión puntual, no tiene nada que ver con el desarrollo de la misma. Es el quinto, 'Muerte silenciosa y oscura', un relato de amor y desamor ambientado en los noventa y los dosmiles que aborda la relación de una pareja en paralelo a la puesta en marcha de un estudio de desarrollo para llevar a buen puerto una de las ideas de ella. El título inicial tiene un gran éxito y la autora va perdiendo el control creativo en torno a una obra que pronto se convierte en franquicia, perdiendo toda identidad, a base de estudios de marketing y demás aspectos que poco tienen que ver con la creatividad. Es un episodio demoledor, que se aleja de la comedia, y que da buena cuenta de cómo en apenas treinta minutos, elipsis temporales mediante, se pueden construir historias de lo más complejas. Tremendo.

La primera temporada de 'Mythic Quest' está disponible en Apple TV +.

Vídeo. El tráiler de la serie.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios