Borrar
Un fotograma de 'Hondar Ahoak'.
'Hondar Ahoak': Euskadi negra

'Hondar Ahoak': Euskadi negra

Miniserie ·

'Herri txiki, infernu haundi', pueblo pequeño, infierno grande, un dicho que le sienta como un guante a esta sugerente intriga criminal, obra del cineasta vasco Koldo Almandoz

Martes, 27 de abril 2021

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La oferta de series es tan grandilocuente y excesiva a día de hoy que muchos títulos interesantes son sepultados por las supuestas «mejores series del año» que ven la luz todas las semanas para su consumo inmediato en las diferentes plataformas de entretenimiento. Es muy difícil, siendo una producción modesta, independiente o diferente, destacar entre la avalancha de novedades del momento. Sin embargo, algunos trabajos resisten ahora y siempre al mainstream y sobreviven, tímidamente, a lo largo del tiempo, ganando adeptos y buenos comentarios más allá de las tendencias fugaces, cubriendo un hueco necesario para el espectador con buen gusto y mejor criterio. 'Hondar Ahoak (Bocas de arena)', rodada enteramente en euskera, se estrenó en ETB prácticamente de tapadillo, con lo cual su nicho de mercado es escaso. Forma parte de un lote de propuestas, junto a 'Alardea' y 'Altsasu', apoyadas por la televisión vasca, que se rodaron paralelamente, respondiendo a una convocatoria del canal autonómico, con presupuestos ajustados. La iniciativa, quizás merecedora de más bombo y platillo, ha calado como una nueva vía de financiación de proyectos audiovisuales en el País Vasco.

Afortunadamente, 'Hondar Ahoak' ha sobrevivido, por méritos propios, al peso del idioma gracias al indudable talento de su director, Koldo Almandoz, uno de los cineastas más prolíficos y sugestivos de nuestro panorama audiovisual. No hay año en el cual no estrene algún corto en festivales internacionales. El último, la pieza documental 'Quebrantos'. De su cosecha personal es 'Amuak', donde un pescador solitario, conocedor del anzuelo específico para cada tipo de pez, busca pescar lo imposible; o 'Hubert Le Blonen azken hegaldia', la historia de un pionero del motor que de niño soñaba con libélulas y murió cumpliendo su sueño. 'Zeinuak', 'Plágan', 'Ahate pasa' o 'Belarra' también forman parte de una filmografía excéntrica, que apuesta con audacia por la experimentación y la lírica en imágenes, con los pies en el suelo, como también dejó patente en el largometraje 'Oreina', evocador y alejado de clichés. Provocar sensaciones en el espectador es una prioridad en la manera de entender el cine del realizador donostiarra. La miniserie que nos ocupa, coescrita junto a Ángel Aldarondo, está viviendo una merecida segunda oportunidad para llegar a una mayor audiencia, tras formar parte del catálogo de Filmin, empresa especialmente preocupada por la visión de autor, aunque también contiene deliciosas perlas de serie B y Z entre sus referencias.

'Hondar Ahoak', cuyo cartel es puro arte, consta de cuatro capítulos de cincuenta minutos cada uno, lo que ya es un lujo. A la hora de afrontar la dirección, Almandoz mantiene su expresividad, fuera de lo evidente, siendo consciente de que rueda un producto para un público potencial mayor de lo habitual en su trayectoria. Conocedor de la situación, no abandona sus aportaciones libres, lejos de fórmulas, lo que es de agradecer, pero mantiene a un mismo tiempo un equilibrio narrativo que abre las puertas de la percepción al espectador medio. La historia es digerible y atractiva, un relato de serie negra que acontece en un pueblo pesquero de la costa vasca, léase Ondarroa, de ahí el guiño en el título. La desaparición de una persona abre la caja de Pandora. Una inspectora traumatizada, otro misterio a resolver, va descubriendo oscuros secretos, con un ritmo lento bajo el cielo gris. El retrato de los personajes es una de las bazas reseñables de esta ficción atmosférica que habla de la influencia del pasado en nuestras vidas y de lo que esconde el ser humano, y le corroe por dentro, un tema ligado a la sociedad vasca. Aporta su grano de arena a la etiqueta 'basque noir', subrayando los silencios y obviando una dirección meramente funcional, propia del medio televisivo, con sabias decisiones estéticas que no ocultan algunas magníficas referencias cinematográficas, con fotografía de Javier Agirre Erauso ('La trinchera infinita'). Nagore Aranburu ('Loreak') y Eneko Sagardoy ('Handia') se muestran sensacionales llevando el peso de la acción, rodeados de solventes secundarios de la cantera vasca: Iraia Elias, Sara Cozar, Ainhoa Artetxe, Josean Bengoetxea o Pako Revueltas, entre otros. Ojalá ocurra con esta propuesta con label vasco como lo acontecido con 'El sabor de las margaritas', apadrinada por la televisión gallega, cuya primera temporada rompió fronteras y triunfó en Reino Unido. Justo acaba de estrenar una segunda entrega en Netflix.

Los cuatro capítulos de 'Hondar Ahoak' están disponibles en Filmin.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios