https://static.canarias7.es/www/menu/img/pantallas-desktop.png

Paula Newsome en una escena de los nuevos capítulos de la serie 'CSI: Vegas'. / r. c.

Paula Newsome / Actriz

«Dirigir el 'CSI' ocurre solo una vez en la vida»

Encarna a Maxine Roby, la nueva responsable del laboratorio criminalístico de Las Vegas en la secuela de la ficción que estrena Telecinco

J. MORENO

Veinte años después de su estreno en España, Telecinco celebra el aniversario con el estreno de 'CSI: Vegas', secuela de la icónica serie que se convirtió en la ficción extranjera más vista en la historia del canal. La nueva apuesta de la cadena para la noche de los lunes (22:00 horas) cuenta con nuevos investigadores y veteranos forenses que aunarán sus fuerzas y sabiduría para combatir la criminalidad en la mayor ciudad del Estado de Nevada, la ciudad del pecado. Novatos y veteranos comparten el mismo leitmotiv: 'Las pruebas no mienten'. Un principio irrefutable que inspira su labor profesional y que ha convertido al equipo del prestigioso laboratorio criminalístico en uno de los mejores del mundo.

Al laboratorio de Las Vegas, la ciudad donde todo comenzó, se incorpora la actriz Paula Newsome (Chicago, 1971), que se mete en la piel de Maxine Roby, la actual responsable del laboratorio criminalístico y heredera de nombres legendarios de la ciencia forense como Gil Grissom y D.B. Russell, quienes la han antecedido en el cargo. Determinada a seguir la estela de sus predecesores, no dudará en requerir la ayuda y asesoramiento de Grissom cuando la complejidad de las investigaciones criminales así lo requiera.

-Su personaje es una de las grandes novedades de 'CSI: Vegas'.

-Maxine es la directora del CSI. Se acaba de mudar desde Chicago, donde se divorció por incompatibilidades con su marido. Lleva en el laboratorio unos tres años aproximadamente. Es una médica que estudió y se graduó en la Universidad de Northwestern, en la ciudad de Evanston.

-Pero también tendrá importancia la trama con su hijo.

-El hijo de Max se está haciendo un hombre. No sé si tiene hijos, pero es como si una madre dejara ir a un hijo tras convertirse en un hombre. Quiero decir, es un proceso difícil. Y ahí es donde llegamos a ver a Max y su lucha, porque su hijo trata de alejarse y ella solo intenta aferrarse a él.

-¿Qué siente Max al saber que Grissom y Sara vuelvan a Las Vegas?

-Este trabajo es único en la vida. Ves este laboratorio y sabes que es un lugar increíble. Tener la oportunidad de dirigirlo es una cosa que solo ocurre una vez en la vida. Ella está muy agradecida por ello. Pero también está muy agradecida porque, como se descubrirá a lo largo de la nueva temporada, se enfrenta a un desafío que pone al propio laboratorio en peligro. Sara y Grissom quieren asegurarse de que el laboratorio se mantenga a la altura de la responsabilidad y credibilidad que tiene. Y Maxine les da la bienvenida.

Satisfacción

«Estoy feliz de que la ficción refleje la realidad tan diversa de Estados Unidos»

-El laboratorio criminalístico de Las Vegas está bajo examen. ¿Por qué está en juego?

-Porque la ciencia es blanca y negra. Es sí o es no. Es verdadera o falsa. Está aquí, está allí. Lo que se nos presenta al inicio de la temporada son muchos grises. Y es ese gris lo que realmente sacude a estos científicos, que son personas que están acostumbradas a ver el negro sobre el blanco. A lo largo de la temporada vamos a intentar encontrar la verdad. Y veremos si lo conseguimos.

La ciencia, lo más interesante

-¿Hasta qué punto se interesaba y seguía los temas científicos antes de entrar en la serie?

-Nunca supe realmente cuánto disfrutaba de la ciencia. Es una alegría indagar entre las varias hipótesis que te ofrece la ciencia. Eso es lo que realmente me parece interesante.

-¿Cómo es trabajar con la coprotagonista de la serie, Jorja Fox?

-Resulta que Jorja y yo vamos a la misma iglesia. Es una suerte. Cuando me invitaron a la serie y llegué, la vi de lejos cuando venía paseando. Fue demasiado fácil trabajar entre nosotras. Ha surgido una especie de comodidad tácita.

-La serie muestra la diversidad de la sociedad estadounidense.

-Es muy importante, pero también es increíble lo sorprendidos que estamos con lo que se parece la serie a la realidad de Estados Unidos. De verdad, estoy feliz de que esta ficción se parezca al país y también celebro que Maxine tenga la oportunidad de dirigir a este grupo de personas que son un reflejo de la diversidad de América. Solo podemos beneficiarnos de eso. Cuando empiezas a restar a gente, pierdes. Perderás siempre. Ganas cuando sumas a tus números. Y aquí están sumando, y eso es algo que me parece fabuloso.