Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este martes 23 de abril
Un fotograma de 'Así nos ven'.
'Así nos ven': cinco chavales de Harlem que lo perdieron todo

'Así nos ven': cinco chavales de Harlem que lo perdieron todo

Primera temporada ·

Dirigido por Ava DuVernay, este drama basado en hechos reales recupera un caso real: la violación en 1989 de una joven en Central Park y la condena a cinco jóvenes que ni siquiera habían estado en el lugar de los hechos

Iker Cortés

Madrid

Lunes, 24 de junio 2019

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Ocurrió la noche del 19 de abril de 1989. Kevin, Antron, Yussef, Raymond y Korey, cinco menores del barrio de Harlem, en Nueva York, acudían por separado a Central Park para pasar el rato. Algunos de ellos llegaron a presenciar un asalto a un varón blanco a cargo de un grupo de afroamericanos en el pulmón verde de Manhattan. La mayoría no vio nada. Pero cuando la Policía irrumpió en escena eso dio igual. Todos salieron corriendo. Algunos fueron detenidos esa misma noche, otros al día siguiente. Todos ellos se levantaron con la resaca de un escalofriante suceso: una mujer que había salido a correr esa misma noche por Central Park y había sido violada y golpeada casi hasta la muerte. Con la opinión pública y la prensa volcada en el caso, la Policía no dudó en señalar como culpables a estos cinco chavales a pesar de que ninguna prueba era concluyente.

De esta forma comienza 'Así nos ven', una serie basada en hechos reales dirigida Ava DuVernay que aborda todas las irregularidades procesales a las que se vieron sometidos 'los cinco del parque', tal y como eran conocidos en Nueva York, así como el paréntesis forzoso en sus vidas en un alegato contra el racismo. Porque sí, los cinco -cuatro negros y un hispano- fueron condenados por los crímenes y pasaron entre seis y catorce años entre rejas por un crimen que no habían cometido. ¿Lo más curioso? Solo dos de ellos, Yusef y Korey, eran amigos, el resto ni siquiera formaba parte del mismo grupo de colegas.

El drama de Netflix toma partido y carga las tintas contra el sistema policial y judicial estadounidense. Atónito, el espectador asiste a los cruentos interrogatorios de más de cuarenta horas que la Policía efectuó a los jóvenes. 42 horas en las que ni comieron ni pudieron dormir. El juego del 'poli bueno, poli malo', preguntas inducidas, reconstrucciones de los hechos dirigidas a validar una tesis casi imposible -ninguno de ellos estuvo en el lugar de los hechos-, promesas de libertad a cambio de confesiones... Y todo ello sin que un tutor legal, un progenitor o un abogado estuviera presente. Y aunque así hubiera sido, el caso de Antron deja claro que tampoco se hubieran cumplido todas las garantías: Su padre, Bobby McCrey, al que da vida Michael Kenneth Williams (Omar en 'The Wired'), también parece obsesionado con que su hijo diga lo que los policías quieren oír para que le suelten.

¿El resultado? Un montón de declaraciones inconexas de menores asustados que culpan de lo sucedido a quienes la Policía les pone delante, excepto a sí mismos. En este sentido, resulta esclarecedor e inquietante el momento en el que la ficción reune a todos en el calabozo y comienzan a confesar que han mentido sólo por escapar de ese infierno -mención aparte merece Asante Blackk, brutal y demoledor en el papel de Kevin Richardson-.

De factura sencilla, pero con unas interpretaciones más que notables -Joshua Jackson, Felicity Huffman o John Leguizamo son solo algunos de los actores que aportan su granito de arena a la historia-, especialmente en lo que se refiere al quinteto acusado, la serie continúa con el juicio y posterior encarcelamiento de los chavales para hacer después una elipsis y mostrarnoslos tras salir de la cárcel. La dificultad de conseguir un trabajo, el estar condicionado siempre por una condena injusta, las relaciones personales, el paréntesis a una vida que ni siquiera había comenzado... Son solo algunos de los aspectos que toca este drama que hace especial hincapié en la figura de Korey (Jharrel Jerome). Tenía 16 años cuando ocurrieron los hechos y fue el que más tiempo pasó en la carcel. Lo más sorprendente es que ni siquiera estaba siendo investigado por la policía. Simplemente acudió a comisaría al saber que su amigo Yusef había sido detenido.

De hecho, su testimonio, también dirigido, fue el que sirvió para dar consistencia a una historia que la fiscal, a la que da vida Vera Farmiga, sabía poco plausible. No había pruebas físicas, ni siquiera circunstanciales... Todo reposaba en testimonios, los de los acusados, que se contradecían constantemente.

En cuatro capítulos, 'Así nos ven' pone en tela de juicio un sistema fundamentalmente racista donde encontrar culpables esa aún más importante que buscar la verdad.

Los cuatro capítulos de 'Así nos ven' están disponibles en Netflix.

Vídeo. El tráiler de la serie.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios