https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/pantallas-desktop.png

Cartoon Network: tres décadas de animación, humor e irreverencia

La cadena de animación, inmersa ahora en el conglomerado Warner Bros Discovery Networks, celebra el aniversario en medio de despidos y entre rumores de cierre a los que ya ha dado carpetazo

Iker Cortés
IKER CORTÉS Madrid

«No estamos muertos, solo acabamos de cumplir treinta años. A nuestros fans: no nos vamos a ninguna parte. Hemos sido y siempre seremos el hogar de vuestros amados e innovadores dibujos animados. ¡Pronto habrá más!». Con este tuit, la cadena Cartoon Network, dedicada en exclusiva a la animación desde que el 1 de octubre de 1992 abriera sus puertas, desmentía los rumores que en los últimos días han revoloteado a su alrededor acerca del deceso de la marca.

No, no es así, pero casi. La cadena por cable, que lleva tres decadas inundando de animación su parrilla -en España dejó de emitir a finales de junio de 2013 y sus series más exitosas pasaron a Boing-, mantendrá su sello pero difícilmente volverá a ser ese paraíso de creatividad, acción y humor corrosivo que ha sido durante todo este tiempo. Y es que la fusión entre Warner Media y Discovery Channel, el pasado mes de abril, dio pie a una de los conglomerados de medios de comunicación y entretenimiento más grandes del mundo, con un servicio como HBO Max a la cabeza, pero no está exenta de problemas.

Su director ejecutivo, David Zaslav, se ha propuesto reducir los costes y optimizar sus activos y en el panorama de los dibujos animados eso le ha llevado a cancelar varios proyectos que estaban en fase de desarrollo y de producción y, lo que es más preocupante, a que se borraran de un plumazo varias de las series de animación de Cartoon Network que estaban disponibles en HBO Max. Esto, lamentablemente, solo era la punta del iceberg. La semana pasada Warner Bros Discovery despidió a 82 artistas del estudio que se encontraban trabajando en series animadas para televisión, al mismo tiempo que cancelaban la contratación de más creadores para llenar 42 vacantes disponibles anteriormente.

La intención de Zaslav es que Cartoon Network Studios y Warner Bros Animation sigan existiendo como tal, pero deberán trabajar en conjunto como un solo departamento -afortunadamente Hanna-Barbera Studios Europe seguirá funcionando de forma independiente-. Y aquí puede estar la clave. Cartoon Network era un hervidero de creatividad y originalidad, mientras que Warner Bros Animation se dedicaba a realizar producciones animadas basadas en franquicias ya conocidas. Zaslav nunca ha escondido que su intención es potenciar este último tipo de trabajos, así que esta suerte de fusión podría poner las cosas difíciles a Cartoon Network a la hora de poner en marcha nuevos proyectos. Brian Miller, que llegó a ser director general del estudio que alumbró 'Las supernenas', despejó cualquier duda con un tuit: «Warner Bros Animation, Cartoon Network Studios y Hanna-Barbera Studios Europa. Esos tres sellos seguirán existiendo, pero los equipos de desarrollo y producción principales de Warner Bros Animation y Cartoon Network Studios se van a fusionar. Descanse en paz Cartoon Network Stuidos».

Curiosamente, en el germen de Cartoon Network no estaba el servir producciones nuevas y originales, al contrario. La cadena nació tras dos importantes compras del conglomerado de televisión por cable de Ted Turner. Primero, la que realizó en 1981 cuando adquirió el fondo de catálogo de películas de Metro Goldwyn Mayer, que incluía también las viejas cintas de dibujos de Warner Bros. Después, la que le llevó en 1991 a hacerse con el estudio de animación Hanna-Barbera. Un año después, Turner anunciaba el lanzamiento de Cartoon Network con la intención inicial de emitir todo ese material de archivo.

Las cosas cambiarían cuatro años más tarde cuando Time Warner, empresa matriz de Warner Bros, adquirió Turner Broadcasting System. Cartoon Network vio cómo su catálogo se multiplicaba, al contar con acceso a todo el archivo de Warner Bros de los años 50 y 60. Fue entonces cuando inició su producción propia, en colaboración con el estudio de animación Hanna-Barbera y bajo el sello Cartoon Network Studios. Eran proyectos con presupuestos muy bajos, pero llenos de personalidad, con guiones fantásticos, que derrochaban un humor irreverente y, a menudo, mucha mala leche. Junto a ellos, Cartoon Network seguía emitiendo clásicos de animación y se abría también a producciones externas. Ya en 1999, compartiría cadena, que no horario, con Adult Swim, la división dedicada al público más adulto, y sus producciones, que hasta entonces habían hecho muchos guiños a los espectadores talludos, echarían un poco el freno sin perder su frescura. Os dejamos con ocho de las series más importantes de Cartoon Network.

Genndy Tartakovsky, 1996-2003

El laboratorio de Dexter

Puede decirse, sin rubor alguno, que esta serie de Genndy Tartakovsky, responsable de otros títulos como 'Samurai Jack' o 'Star Wars: The Clone Wars', es un excelente precente de otra serie de animación brillante 'Rick y Morty'. La ficción giraba en torno a Dexter, un niño tan genial como repelente, que escondía un laboratorio secreto bajo la casa en la que vive con sus padres y su hermana Dee Dee, una escandalosa pero simpatiquísima cría con la que siempre entraba en conflicto. Llena de experimentos, divertidos inventos y hasta viajes por el espacio y el tiempo, la ficción, además, impulsó las carreras de otros dibujantes como Craig McCracken, Seth MacFarlane, Butch Hartman o Rob Renzetti. Fueron cuatro temporadas con 78 episodios, si bien a partir de 2001 fue Chris Savino quien se puso al frente.

Vídeo.

David Feiss, 1997-1999

Vaca y pollo

Menuda locura eran 'Vaca y pollo'. David Feiss estaba detrás de esta serie llena de humor absurdo protagonizada por dos hermanos, una inocente y entregada vaca de siete años, y su hermano, un descreído y chuleta pollo, de once. La ficción acostumbraba a seguir una dinámica: pollo iba de maduro frente a su hermana, que estaba más preocupada en involucrarlo en juegos infantiles o convertirse en Supervaca. Feiss explicó que se inspiró en sus propios hijos para concebir la premisa de esta serie en la que se aceptaba con normalidad que los padres fueran dos seres humanos -hubo más de una carcajada cuando salieron los abuelos, un granjero y una gallina- a los que solo se les veía de cintura para abajo. A este plantel de personajes hay que sumar un demonio rojo que siempre trataba de engatusarles. Seth MacFarlane, el responsable de 'Padre de familia', también hizo sus pinitos aquí. Fueron cuatro temporadas con 52 episodios.

Vídeo.

Van Partible, 1997-2004

Johnny Bravo

¿Puede un joven narcisista, fanfarrón, tonto y mujeriego protagonizar una serie? Puede y la prueba está en 'Johnny Bravo', una ficción que seguía los pasos de un rubiales musculoso con tupe que se intentaba ligar a todo tipo de mujeres, sin conseguirlo, obviamente. De nada servía esa voz, con la que trataba de emular al rey del rock, o su lenguaje corporal, exagerado, con poses a lo Kung-fu, ninguna le brindaba la cita que ansiaba. A menudo, solía toparse en el capítulo con su vecina, la pequeña Suzy, una niña de ocho años con la que apenas simpatizaba. En total, la serie comprende 65 episodios y un par de especiales emitidos entre 1997 y 2004.

Vídeo.

Craig McCracken, 1998-2005

Las supernenas

«Azucar, especias, y muchas cosas bonitas. Fueron los ingredientes escogidos para crear unas nenitas perfectas, pero el profesor Utonium añadió por descuido un ingrediente más a su poción: la sustancia X. Así nacieron 'Las supernenas' y ahora con sus superpoderes, Pétalo, Burbuja y Cáctus consagran su vida a combatir el crimen y las fuerzas del mal». Así arrancaba 'Las supernenas', la serie de mayor éxito en esta primera etapa de Cartoon Network. Orientada más hacia la acción y las aventuras, la ficción seguía los pasos de tres niñas en edad preescolar que combatían a todo tipo de enemigos y en especial a Mojo Jojo, en la ficticia ciudad de Townsvillle. Tuvo seis temporadas, con 78 episodios, tres especiales, y un largometraje que se estrenó en los cines y contaba el origen de las tres pequeñas. El grupo Bis, bastante conocido por aquel entonces, fue el responsable de la canción de cierre. Curiosamente, en 2006 recibió una suerte de 'reboot' de tono asiático a cargo de Toei Animation, titulado 'Las supernenas Z'.

Vídeo.

Maxwell Atoms, 2003-2008

Las macabras aventuras de Billy y Mandy

Fanático de las películas de monstruos y programas de terror y ciencia ficción como 'The Twilight Zone', estaba claro que Maxwell Atoms iba a tirar por ahí cuando comenzó a presentar sus proyectos para Cartoon Network. 'Demonio con carne y compañía' fue la primera y contaba con dos segmentos: 'Demonio con carne' y 'Las macabras aventuras de Billy y Mandy'. La segunda fue tan exitosa que acabó contando con su propio espacio. Giraba en torno a dos niños de diez años, Billy y Mandy, uno tonto pero entusiasta, la otra fría y sin sentimientos. Ambos invocaban a Calavera, la Muerte, y la obligaban a ser su amigo para siempre, después de ganar una apuesta. La serie contó con 77 episodios, divididos en 7 temporadas, más un episodio especial, tres películas y varios cortos.

Vídeo.

Genndy Tartakovsky, 2003-2005

Star Wars: Las Guerras Clon

Genndy Tartakovsky fue también el principal responsable de 'Star Wars: Las Guerras Clon'. Producida por Cartoon Network en asociación con Lucasfilm, la ficción se ubicaba entre el episodio II y el episodio III de la saga galáctica, 'El ataque de los clones' y 'La venganza de los Sith', y fue uno de los primeros trabajos que exploran el conflicto conocido como las Guerras Clon entre la República galáctica bajo el liderazgo del Canciller Palpatine, y la Confederación de Sistemas Independientes bajo el liderazgo del Conde Dooku. Se hicieron tres temporadas con 25 episodios. Curiosamente, en 2008 llegaría 'Star Wars: The Clone Wars', esta ya con animación en 3D, una ficción que se ubicaba durante el mismo periodo que la tercera temporada de la serie anterior de 2003, detallando acontecimientos omitidos. Dave Filoni estaba al frente de esta serie que alcanzó los 133 episodios y contó con 7 temporadas. Se estrenó en Cartoon Network, si bien la última temporada se estrenó directamente en Disney+, varios años después del final de la sexta.

Vídeo.

Tom Warburton, 2002-2008

Código: KND

De espías iba esta serie que seguí la vida de un grupo de chicos menores de diez años que trataban de luchar contra la tiranía de los adultos que trataban de imponer reglas y disciplina a todos los niños del planeta Tierra. Su base es la Casa del Árbol y allí toman sus decisiones como grupo aunque reciben órdenes del comando central ubicado en la Base Lunar. Sus lemas eran «Estás con nosotros o eres un viejo» o «Somos... los Chicos del Barrio». La serie se desarrolló en 78 episodios a lo largo de seis temporadas, pero contó con una película, un crossover y una historia final.

Vídeo.

Man of Action, 2005-2008

Ben 10

Man of Action, el coletivo de escritores estadounidenses detrás de cintas como 'Big Hero 6', creó a este singular héroe, Ben Tennyson, un chaval de diez años, normal, hasta que encontró el Omnitrix, un poderoso dispositivo parecido a un reloj que le permitió convertirse en diez alienígenas diferentes. La ficción original, que dio pie a videojuegos y multitud de merchandising, consta de 52 episodios y cuatro temporadas. Pero el personaje ha tenido más series, donde ha ido creciendo y madurando. Ahí están 'Ben 10: Alien Force' (2008-2010), 'Ben 10: Ultimate Alien' (2010-2012) y 'Ben 10: Omniverse' (2012-2014), así como un 'reboot' titulado simplemente 'Ben 10' (2016-2021) con 178 episodios.

Vídeo.

Pendleton Ward, 2010-2018

Hora de aventuras

Surrealista y aventurera serie, 'Hora de aventuras' fue el último gran éxito de Cartoon Network. Creada por Pendleton Ward, la ficción ponía el foco en Finn, un niño de doce años que iba creciendo a lo largo de las diez temporadas y tres miniseries que permaneció en antena la producción, y su perro Jake, un animal con poderes mágicos con los que podía cambiar de forma, crecer y encoger a voluntad. A lo largo de sus viajes por la postapocalíptica Tierra de Ooo, ambos vivían numerosas aventuras y se topaban con todo tipo de personajes, a cada cual más curioso. La ficción tuvo 283 episodios. Además en 2020 se estrenó un especial de cuatro peisodios en HBO Max.

Vídeo.