Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este jueves 25 de abril
Un fotograma de 'Los Bridgerton'.
'Los Bridgerton', un vodevil cursi y pomposo

'Los Bridgerton', un vodevil cursi y pomposo

Primera temporada ·

Shonda Rhimes está detrás de esta producción sobre el mercado casamentero entre la alta sociedad británica del siglo XIX

Lunes, 18 de enero 2021

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Visto el tráiler de 'Los Bridgerton', bien podríamos pensar que estábamos ante una versión libre de 'Orgullo y prejuicio'. O ya, poniéndonos exquisitos, una adaptación seriada de la obra de Shakespeare, 'Mucho ruido y pocas nueces'. Luego nos dicen que Shonda Rhimes está en la producción, la primera para Netflix tras la firma de colaboración conjunta. Entonces ya nuestro 'hype' se pone por las nubes: algo alocado, sin pies ni cabeza, adictivo.... un título más para añadir a nuestro listado de placeres culpables (de aquí ya hemos tachado 'Anatomía de Grey' hace una década). Nos enchufamos al show. ¿Primera sensación? Shonda, nos has fallado. ¿Segunda? Pero mucho, mucho. O quizá, simplemente, hemos crecido, cambiado o nos hemos sobresaturado de ficciones y esto ya… ni fu ni fa.

'Los Bridgerton' es una historia de ricos. De esta acaudalada familia, de otras que se quedan sin un duro, de nobles, de herederos, de condes… Pero, principalmente, de casamientos. El de las hijas con solteros con buena posición social. Y de amores puros y pérdidas de la virginidad, y para este tipo de historias que dan vueltas y vueltas sobre lo mismo, quizá, ya estamos un poco mayores. La protagonista es Daphne Bridgerton (Phoebe Dynevor), la hija mayor de la familia que debuta en el mercado para conseguir marido. Ya se pueden imaginar, los hombres que le buscan no son de su agrado. El que lo es, a priori, parece no participar en esta caza, el duque de Hastings (Regé-Jean Page). Para añadir un poco de salseo a la historia, una narradora omnipresente, que en la serie es la autora de una gacetilla del corazón. No la vemos, nadie la ve, nadie la conoce. El espectador sí conoce un poco más de ella porque hace las veces de narradora. Es Lady Whistledown, una versión del siglo XIX del mismo recurso del que tiraba 'Gossip Girl'. Los que vean la serie en versión original, le pone voz Julie Andrews.

No han escatimado en gastos en la serie.
No han escatimado en gastos en la serie.

Hemos considerado 'Los Bridgerton' un vodevil porque si por ello entendemos una comedia de enredo, con temas amorosos, superficiales y diálogos 'chisposos', daría el pego. Y la hemos calificado de cursi y pomposa porque lo es. Denle 30 minutos, no más, y llegarán a la misma conclusión. ¿Es malo todo esto? No necesariamente. Todo lo anterior no tiene por qué ser una defecto, tampoco una virtud. De hecho, Shonda Rhimes, incluso desde la producción, sabe perfectamente qué teclas tocar para que uno se quede enganchado un buen rato. Una narración ágil, diálogos acelerados, escenas cortas, picadas, que nos llevan constantemente de un lugar para otro y un envoltorio muy vistoso. El problema es que todo ese efectismo (¡se nota que no han escatimado en dinero!) resiste un par de capítulos, los suficientes para darnos cuenta de que el argumento está trillado, es demasiado adolescente -aunque quiera jugar en la liga de los mayores- y nos importe un bledo quien se case con quien. Tampoco hace falta tener un doctorado (de los de verdad) para ver hacia dónde encaminan los pasos. Darán los rodeos suficientes para rellenar ocho capítulos para tenernos en vela como si nada de eso nos imaginábamos que fuese a pasar. ¡Son muchos años de ver series de Shonda!

Otra posible lectura de 'Los Bridgerton' sería su descripción de ese mercado matrimonial del siglo XIX que educa a las jóvenes en convertirse en mujer florero. Lo hace en contraste con los varones -no hay que irse muy lejos, en la misma familia Bridgerton- que pueden hacer y deshacer, ir a prostíbulos y vagar como les plazca. No obstante, esto se queda en un segundo plano en 'Los Bridgerton', y solo lo que quieran ver más allá de donde no hay, pretendan elevar esta ficción a una drama-denuncia de desigualdades. ¡Lean más si es su caso!

La primera temporada completa de 'Los Bridgerton' está disponible en Netflix desde el 25 de diciembre de 2020.

Vídeo. El tráiler de la serie.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios