Zachary Levi, popular por la serie 'Chuck', encarna al superhéroe protagonista.

Cartelera

Un superhéroe con acné

'¡Shazam! convierte a un chaval de 14 años en un superhombre y sustituye la trascendencia del género por un humor fresco y desmitificador

BORJA CRESPO

Como Tom Hanks en 'Big', pero con superpoderes. Así se puede definir de un plumazo la sinopsis de '¡Shazam!', la historia de un chaval de 14 años que se convierte en un superhéroe adulto tras pronunciar la llamativa palabreja, para muchos una conocida aplicación que permite descubrir qué canción está sonando en un bar o en la discoteca. Antes de poder descargarse en el móvil, el nombre era utilizado en exclusiva por DC Comics para uno de sus personajes más peculiares, tras comprar los derechos de la editorial Fawcett en los años 70.

También denominado Capitán Marvel en algún momento de su trayectoria (evidentemente, entraron el litigios con La Casa de las Ideas), las siglas responden a seis figuras fundamentales de la mitología griega: Salomón, Hércules, Atlas, Zeus, Aquiles y Mercurio. Citarlos viene al caso porque el protagonista posee alguna de las dotes sobrenaturales de estos héroes, convirtiéndose en un semidios: una fuerza descomunal, la capacidad de volar, hipervelocidad…

En la década de los 40 los tebeos de este entrañable personaje superaban en popularidad a las historietas de Superman. Cuenta con dos series que adaptaron sus hazañas, una en imagen real y otra en formato cartoon, en los años 70 y 80 respectivamente. Ahora DC, léase Warner, ha rescatado la cabecera, convenciendo a los más escépticos. Parece que por fin están manejando bien el timón de su universo expandido, enfrentándose eternamente a Marvel Studios (Marvel es tu Dios). El taquillazo de 'Aquaman', sumido en el delirio, y la sorpresa de 'Titans y 'Doom Patrol', dos adaptaciones televisivas a tener en cuenta, han insuflado energías al proyecto.

Mark Strong es el Doctor Sivana, el villano de la función.

Detrás de '¡Shazam!' está David F. Sandberg, por el que pocos apostaban, dada su carrera en el género de terror con 'Nunca apagues la luz' y 'Anabelle: Creation'. Sin embargo, el cambio de traje le ha sentado bien, uniendo comedia y fantástico como el mejor James Gunn ('Guardianes de la Galaxia'), la competencia (quizás más domesticado). Dos películas en una, por un lado ese niño proyectado al cuerpo de un señor mayor que tantas alegrías ha dado a la historia del cine (el intercambio de mentes en personas diferentes es todo un subgénero), y por otro un paladín de la justicia atolondrado que debe aprender a utilizar son increíbles habilidades para ayudar a los demás.

El choque entre las ocurrencias del chaval, interpretado por Asher Angel, bregado en Disney Channel, y las posibilidades de acción que le ofrece su alter-ego, rol defendido con frescura por Zachary Levi ('Thor: Ragnarok'), crean situaciones disparatadas que buscan la sonrisa del espectador. '¡Shazam!' piensa en el gran público y acierta, libre de complejos. Diversión sin pretensiones.