Borrar
Sandra Bullock. Efe
Sandra Bullock, la antidiva

Sandra Bullock, la antidiva

Iconos femeninos ·

Acaba de anunciar que se retira del cine de forma indefinida para cuidar de sus hijos

Martes, 5 de abril 2022

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Es una de las actrices más populares del momento, pero Sandra Bullock se considera como la antidiva. De hecho, acaba de anunciar que se retira del cine, con una pausa que no se sabe cuanto tiempo se prolongará, para cuidar de sus hijos.

Sandra Annette Bullock nació en Arlington, Virginia (EE UU) el 26 de julio de 1964, pero creció en Alemania. Actriz y productora de cine y televisión, siempre dudó entre dedicarse a la canción o ser actriz, y de regreso a su país trabajó de camarera para pagarse las clases de interpretación. Sus inicios como actriz fueron en pequeños papeles en series y programas de televisión. En la pantalla grande se dio a conocer sobre todo por 'Secuestrada', junto a Jeff Bridges, trabajado también en 'Esa cosa llamada amor', de Peter Bogdanovich, al lado de River Phoenix y Dermot Mulroney, en donde interpretaba a una cantante.

Trabajó con Sylvester Stallone en 'Demolition Man', pero su gran consagración llegó en 1994 con 'Speed', como la conductora de un autobús urbano con una bomba en su interior que estallaría si disminuye la velocidad o se para. A partir de ahí sabe aprovechar muy bien sus oportunidades: sustituye a Demi Moore en 'Mientras dormías', otra película muy taquillera, es una programadora informática en 'La red', se convierte en abogada en el thriller judicial 'Tiempo de matar', o en una enfermera enamorada de un joven Hemingway en la película 'En el amor y en la guerra'. Y en 1997 cobra doce millones de dólares por intervenir en la secuela de 'Speed', titulada 'Speed 2: Cruise Control', en la que retomaba su personaje de la primera parte, ahora a bordo de un crucero de lujo.

El final siglo XX es para Bullock de una actividad sin límite: 'Prácticamente brujas', 'Las fuerzas de la naturaleza', 'Miss Agente Especial'… actividad que prosigue en el inicio del siglo XXI, con 'Asesinato… 1, 2, 3', 'Clan Ya-Ya', 'Amor con preaviso' o 'Crash'. En 2009 rueda la comedia romántica 'Loca obsesión', con una interpretación con la que primero se lleva el Razzie a la peor actriz (la actriz acudió a recogerlo diciendo 'muchas gracias por arruinar mi carrera') y tres días después gana el Oscar de interpretación por del mismo filme.

Otro hito en su interpretación fue el drama de supervivencia en el espacio 'Gravity', de Alfonso Cuarón, donde interpretaba a una astronauta novata que, tras un accidente y la muerte de su compañero, George Clooney, se las tiene que apañar para poder regresar a la tierra en una nave ajena. En gran parte del filme Bullock interpretaba sola, sin ningún compañero, interactuando con los objetos, siendo nominada al Oscar por ese trabajo.

Sandra Bullock estuvo comprometida con el actor Tate Donovan, en 1994 tuvo un romance con Keanu Reeves, y en 2011 se rumoreó que ambos actores estaban juntos de nuevo. En 1996 inició una relación sentimental con Matthew McConaughey que duró cuatro años. Salió con Ryan Gosling, su compañero de reparto en 'Asesinato… 1, 2, 3' durante aproximadamente un año; años después el actor declaró que Bullock ha sido una de las dos únicas mujeres de las que ha estado enamorado. En 2005 contrajo matrimonio con el presentador de televisión y empresario Jesse James, del que se divorció cuando se enteró que le había sido infiel. En medio del proceso, de gran repercusión mediática, adoptó un bebé como madre soltera, Louis Bardo Bullock, y posteriormente a otro, su hija Laila Bullock. En 2012 fue considerada por la revista Forbes como una de las celebridades que más confianza genera en el espectador norteamericano. La publicación alegó que todas las personas incluidas en la lista se encontraban en ella «porque han sabido mantenerse en el estrellato durante décadas sin dar juego a las revistas de chismes».

Esta semana, durante la promoción de su último trabajo, 'La ciudad perdida', ha desvelado que ese ha sido su último trabajo durante mucho tiempo: «Quiero estar en el lugar que me hace más feliz, lo que significa más tiempo en casa con sus hijos Louis, de 12 años, y Laila, de 10». Actualmente es pareja del fotógrafo Bryan Randall, con quien comenzó a salir en 2015, al que describe como un hombre «muy paciente» y «un santo». La actriz explica que su chico es «el ser humano adecuado» para ser parte de su familia.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios