Borrar
La película que hundió a Elia Kazan como director

La película que hundió a Elia Kazan como director

Se cumple medio siglo del estreno de 'El compromiso', obra de un director al que Hollywood nunca le perdonó haber sido un delator en la 'caza de brujas'

Miércoles, 6 de noviembre 2019

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El 18 de noviembre se cumplirá medio siglo del estreno en Nueva York de 'El compromiso', una ambiciosa película de Elia Kazan (Estambul, 7 de septiembre de 1909 – Nueva York, 28 de septiembre de 2003), el creador del Actor's Studio, prestigioso director de cine y teatro, que marcaría el principio del fin de su estela como realizador. Curiosamente, 'El compromiso' supuso un enorme fracaso en casi todo el mundo menos en España, donde fue un taquillazo monumental. Y eso que en nuestro país tardó un año en estrenarse y, debidamente recortada, no llegó a nuestras carteleras hasta el 7 de diciembre de 1970.

Durante los años de la 'caza de brujas' del senador McCarthy, Kazan, que había sido comunista en los años 30, no dudó en denunciar a otros miembros del partido para no ser inculpado y poder seguir trabajando. Aquello le persiguió toda su vida y de alguna manera sus películas posteriores, incluida 'El compromiso', trataban de justificar aquella delación.

Kazan gozaba de un enorme prestigio, tanto como director de teatro como de cine. Sus películas ('Mar de hierba', 'La ley del silencio', 'Esplendor en la hierba'…) eran grandes éxitos de taquilla y los mejores actores querían trabajar con él. Tras 'América, América' (1963), el cineasta se tomó un descasdo para escribir una novela semiautobiográfica, 'El compromiso', que fue un enorme best seller. Esto le hizo pensar en adaptarla al cine dando por descontado que sería también un gran éxito. Se le facilitó un generoso presupuesto y un reparto de estrellas. La película, como el libro, era una reflexión sobre la crisis de identidad y el hastío vital, con un trasfondo crítico de la sociedad norteamericana.

Aunque la primera opción como protagonista de Kazan fue Marlon Brando, finalmente fue Kirk Douglas quien dio vida al personaje central, y tanto él como Deborah Kerr y Faye Dunaway, realizaron unas interpretaciones de gran intensidad dramática. El filme se rodó en localizaciones de Los Ángeles y Nueva York a partir del 14 de octubre de 1968.

'El compromiso' se inicia mostrando un día más en casa de los Anderson. Eddie (Kirk Douglas) es un brillante publicista de éxito que se va a trabajar, dejando en su lujosa casa a su mujer Florence (Deborah Kerr) y a su hija, pero en la autopista, al volante de su descapotable deportivo, intenta repentinamente suicidarse. Tras una estancia en el hospital, de vuelta a casa se encierra en un mutismo que sólo rompe para intentar reconstruir para su mujer lo que ha sido su último año de vida, en el que su éxito como ejecutivo de una empresa de publicidad y su relación con una secretaria de la agencia, Gwen (Faye Dunaway), no han hecho más que poner en evidencia la falsedad de su vida. A partir de entonces, Eddie intenta retomar las riendas de su vida.

La película reflexiona como, en medio de esta crisis personal, el publicista recapitula sobre todo lo que ha sido su vida hasta entonces y tiene que hacer frente al intento de su esposa de recluirlo en un hospital psiquiátrico, de donde lo rescatará Gwen. En la taquilla, el fracaso hizo época. Se le acusó de falta de perspectiva al adaptar su propia novela y la crítica americana se cebó con la película y con su director. Kazan perdió todo el prestigio acumulado. No vuelve a dirigir hasta los 70 donde realiza sus dos últimas películas: 'Los visitantes' (1972), una película independiente de mínimo presupesto, que tampoco funcionó, y 'El último magnate' (1976), que la rodó en sustitución de otro director, adaptación de la novela de F. Scott Fitzgerald, y que pese a contar con un buen reparto (Robert De Niro, Tony Curtis, Robert Mitchum), tampoco funcionó en la taquilla.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios