Bob Odenkirk, un padre con un secreto en 'Nadie'.

Bob Odenkirk: «Una película de acción puede ayudarnos a sacar frustraciones»

El protagonista de 'Breaking Bad' y 'Better Call Saul' se convierte en justiciero armado en 'Nadie'

MARÍA ESTÉVEZ Los Ángeles

Bob Odenkirk (Illinois, 1962) se convierte en 'Nadie' en una auténtica estrella de acción. El actor se pasó dos años entrenando para encarnar el personaje con el músculo y la flexibilidad que requería. 'Nadie' gira en torno a un padre y un esposo subestimado, que se toma las indignidades de la vida con mucha calma y nunca se rebela. Sin embargo, debajo de ese exterior aparente guarda a un asesino de élite, que le convierte en el padre más letal de la junta escolar de su hijo. Conocido durante mucho tiempo como el comediante de culto de 'Mr. Show', la carrera de Odenkirk ha despegado durante la última década gracias a su papel de Jimmy McGill / Saul Goodman en 'Breaking Bad' y más tarde en 'Better Call Saul', ya en su sexta temporada.

-¿Qué siente ante el inminente estreno de 'Nadie'?

-Es extraño que nos parezca una anomalía que podamos volver al cine. La pandemia nos ha dejado noqueados, a ella no la podemos dar un puñetazo, ni dispararla; al contrario, exige paciencia y consideración. Pero si hay algo que un filme como este nos permite a todos es divertirnos, fantasear con los sentimientos, entretenernos en una sala a oscuras en compañía, sin dejarnos llevar por la monotonía de los últimos tiempos. Una película de acción puede ayudarnos a sacar frustraciones.

Vídeo. Tráiler de 'Nadie'.

-¿Es cierto que ha estado dos años entrenando para meterse en la piel de este personaje?

-Nunca me he sentido más en forma, pero no queríamos que mis músculos fueran exagerados porque el personaje lleva una doble vida. Era importante que fuera ágil, flexible, rápido, pero no fornido. Me he preparado para que el público pudiera creerme dentro de este papel.

-Ha dicho que este personaje comparte muchas características con el de 'Better Call Saul'. ¿Cuáles serian las similitudes?

-Ambos son fieles a sí mismos, dos hombres que se dejan guiar por su corazón, callados, intensos, con sentido del humor en las distancias cortas. Hutch Mansell es como un bebé, confundido por su mundo, tratando desesperadamente de averiguar qué diablos está pasando a su alrededor y cómo arreglar las cosas. Saul tiene algo de eso y me sirvió de base para crear a Hutch. Digamos que ya conocía a Hutch cuando me tocó interpretarlo.

-Como actor parece que tiende a elegir papeles de renegados. ¿Cómo encaja este personaje dentro de su carrera?

-Todos necesitamos evolucionar y sentir la urgencia que nos acecha en algún momento de nuestra vida. A mí me gusta trabajar en grupo, prepararme, sentir ese aliento que ofrece el éxito. Rodar una película de acción es un desafío, porque he tenido que mostrar otro aspecto de mi personalidad como actor. Jason es un tipo capaz de contraatacar cuando se ha sentido herido o víctima, por eso nos gustan las películas de acción, por esa lucha y yo quería representarlo porque no es algo que pueda hacer en mi vida normal.

-¿Se encargó usted de dotar de humor al personaje?

-Forma parte del concepto de la historia. Hay mucho humor en la película, y yo no quería que el personaje se viera como un hombre irónico, ni que la audiencia detectara su situación desde una perspectiva divertida. Aposté por una actitud audaz, que haga reír cuando el público se identifica con el personaje.

Bob Odenkirk repartiendo estopa en 'Nadie'.

-¿Cómo vive el renacimiento de su carrera en los últimos años?

-Sin duda, la variedad y la riqueza que uno encuentra en la televisión me ha ayudado mucho. Hoy en día hay muchas más oportunidades para las series por la cantidad de plataformas donde se emiten. Estas han permitido que artistas como yo puedan encontrarse y darse a conocer frente a un público más amplio.

-Desde que rodó 'Fargo' apuesta por sorprender al público.

-Efectivamente. Esa es una observación muy acertada de cómo me enfrento a mi carrera. Como artista tengo muchos intereses, me gusta formar parte de buenas series y películas, pero al mismo tiempo juego con otras bolas en el aire.

-Usted es un gran cómico. ¿Su trabajo en el drama o la acción lo ve como algo secundario?

-Me enfrento a mi profesión y a todo lo que hago con la misma actitud. Reconozco que hay más textura en el drama que en la comedia. En la comedia puedes leer el guion y descubrir los motivos que mueven a los personajes. Con los dramas, sobre todo después de mi experiencia en 'Breaking Bad' y 'Better Call Saul', el diálogo puede conducir a un argumento, a una manipulación interior que no conocías y que los guionistas utilizan para plantar sus semillas.