Borrar
Raquel Welch, en octubre de 2017 en uno de sus últimos actos públicos para promocionar una película Reuters

Adiós a 'El Cuerpo' Raquel Welch

Mito de la pantalla ·

La actriz, fallecida a los 82 años, se convirtió en un icono erótico en los años sesenta gracias a películas como 'Hace un millón de años' o 'Hannie Coulder'

Jueves, 16 de febrero 2023, 06:23

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La historia del cine está de grandes y malas películas, de desastres taquilleros y pelotazos inesperados y de pósteres que se convierten con el paso del tiempo en icónicos. 'E.T.' o 'Casablanca' serían dos de estos ejemplos. El de 'Hace un millón de años', película dirigida por Don Chaffey en 1966, es otro gracias a la escultural imagen de Loana vestida únicamente con botas y un ya mítico especie de bikini de cavernícola.

Con ese personaje, Raquel Welch se convirtió en un símbolo erótico durante la década de los sesenta que la industria de Hollywood supo rentabilizar con un apodo elocuente: 'El Cuerpo'. Falleció este miércoles por la noche a los 82 años en su casa de Los Ángeles (EE UU) tras sufrir una «breve enfermedad», según indicaron sus familiares en un breve comunicado sin ofrecer más detalles.

La actriz (Chicago, 1940) vivía prácticamente retirada de la interpretación desde 2017. Su último papel con continuidad fue en la serie 'Date My Dad', comedia canadiense de diez capítulos que solo duró una temporada y se emitió hace seis años. Antes había participado en películas para la televisión, como estrella invitada en capítulos de 'CSI: Miami', 'Seinfeld', 'Sabrina' o 'Lois y Clark'.

Raquel Welch, inolvidable con su bikini de piel en la película 'Hace un millón de años' (1966) R. C.

A mediados de los noventa tuvo un papel recurrente en la serie 'Central Park West'. Welch encontró refugio en la pequeña pantalla y en la publicidad desde inicios de los ochenta, cuando las puertas del cine que la encumbró comenzaron a cerrarse.

Jo Raquel Tejada (su nombre real), hija de un ingeniero boliviano que se mudó a Chicago y de una estadounidense, comenzó a trabajar con pequeños papeles en capítulos de 'El virginiano', 'Embrujada' o 'Barco a la vista'. Su primera oportunidad en el cine fue como extra en 'El trotamundos' (1964), cinta protagonizada por Elvis Presley y en la que no estaba acreditada.

Raquel Welch junto al actor Jean-Paul Belmondo en 1977 durante el rodaje del filme 'Animal'. Afp

Un año más tarde llegó su primer gran papel como Jeri en 'A Swingin Summer' (Robert Sparr), una comedia ambientada en las playas californianas. Después se pasó a la ciencia ficción con 'Viaje alucinante' y otra vez a la comedia para trabajar con Marcello Mastroianni en 'Dispara fuerte, más fuerte... no lo entiendo' (1966). Fue el mismo año en que se estrenó, rozando 1967, 'Hace un millón de años'.

Década sin freno

La fama de Welch se disparó y encadenó más de veinte títulos en solo doce años. Apareció en comedias como 'Guapa, intrépida y espía' (1967), 'Mi amigo el diablo' (1967), 'Raquel y sus bribones (1968), con Edward G. Robinson y Vittorio De Sica; o 'Si quieres ser millonario no malgastes el tiempo trabajando' (1969), junto a Peter Sellers y Ringo Starr. Participó en westerns como 'Bandolero', '100 rifles' o 'Hannie Coulder'; y en películas policíacas con Frank Sinatra ('La mujer de cemento') y Burt Reynolds ('El turbulento Distrito 97').

Pero fue una película de aventuras la que le dio su único Globo de Oro: 'Los tres mosqueteros' (rodada en España, igual que lo hizo con '100 rifles'), junto a Michael York, Richard Chamberlain u Oliver Reed, entre otros. Tuvo su continuación con 'La venganza de Milady'. Welch después trabajaría con Jean-Paul Belmondo en 'El animal', donde daba vida a una especialista de cine en lo que se convirtió en su última gran película.

Welch, conocida como 'El Cuerpo', en una de las muchas campañas publicitarias que protagonizó durante su carrera. MAC

En el plano personal, la actriz estadounidense estuvo casada cuatro veces y de todos sus maridos se divorció: James Welch (1959-1964), de quien cogió su apellido artístico y con quien tuvo a sus dos hijos, Damon y Tahnee; Patrick Curtis (1967-1972), André Weinfeld (1980-1990 y Richard Palmer (1999-2004). Su hija Tahnee intentó labrarse una carrera en la actuación pero sin éxito, aunque trabajó en el filme 'Cocoon' y en su secuela.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios