https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/pantallas-desktop.png

Lee Jones y Smith, en 'Men in black'. / RC

'Men in black' cumple 25 años

Spielberg, Tarantino, John Landis y Clint Eastwood declinaron dirigirla. También fue complicada la elección del reparto. Se convirtió en una de las cintas más taquilleras de 1997

Boquerini .
BOQUERINI .

Los hombres de negro están de aniversario. El 11 de julio de 1997 llegaba a las pantallas españolas 'Men in Black' ('Hombres de negro'), una película producida por Steven Spielberg y dirigida por Barry Sonnenfeld, una gamberrada muy lúcida que era una mezcla de géneros (intriga, comedia, ciencia ficción, buddy movie...) que logró un impresionante éxito y una serie de secuelas que, ya sin la sorpresa de la primera, fueron descendiendo en calidad y recaudación.

'Hombres de negro' fue una auténtica superproducción, en la mejor línea de Spielberg. Tuvo un presupuesto aproximado de 90 millones de dólares, y solo el primer fin de semana en taquilla (el correspondiente al 4 de julio), entre Estados Unidos y Canadá ya había recuperado más de 51 millones. La recaudación total en Estados Unidos y Canadá sobrepasó los 250 millones y medio, y sigue aumentando con sus emisiones en televisión y plataformas, y en DVD y blue ray. Se calcula que en todo el mundo supera los 589 millones.

Pero 'Hombres de negro' no tuvo un parto fácil. El filme es una adaptación de un cómic de gran éxito de Lowell Cunningham, que había entusiasmado a Spielberg, adaptado para la pantalla por Ed Solomon. Todo parte del supuesto que durante muchos años, los extraterrestres han vivido en la Tierra sin que nadie lo adivinase, ya que adoptan aspectos de humanos. Pero esta inmigración galáctica se ha descontrolando, y la Tierra esta infectada de toda la escoria alienígena. Los Hombres de Negro, son los agentes inmigración encargados de controlar a los alienígenas, descubren a un terrorista galáctico que pretende acabar con la humanidad. Uno de ellos, llamado K, tiene como misión es controlar el flujo de extraterrestres de todo tipo que entran y salen de nuestro planeta. Son extraterrestres que vienen a ganarse la vida, como cualquier humano. Para que pasen desapercibidos, los hombres de negro les proporcionan una identidad humana.

Los protagonistas de 'Men in black'. / RC

De manera fortuita, un joven decidido, J, es reclutado para formar parte de esta organización. J y K forman un buen equipo en el que se combina la experiencia con la decisión y la audacia. Pero no todos los extraterrestres tienen buenas intenciones. Descubren un plan alienígena para causar daño a la humanidad. Entre los inmigrantes extraterrestres, han detectado a algunos ilegales. A J y K no les queda más remedio que enfrentarse a ellos. Para ello cuentan con la ayuda de una sorprendida forense. El nombre de 'hombres de negro', además de por sus impecables trajes negros de corte impecable que, según la diseñadora de vestuario Mary E. Vogt, estaba inspirado en el clásico traje gris que llevó Cary Grant en 'Con la muerte en los talones', hace referencia a unos personajes habituales en las teorías de la conspiración que supuestamente serían los encargados de ocultar a los ciudadanos la presencia de extraterrestres en la Tierra.

Spielberg, que había adquirido los derechos del cómic a través de su productora Amblin, tras meditarlo mucho, rechazó dirigir el filme para quedarse únicamente como productor ejecutivo. Steven ofreció la dirección primero a Quentin Tarantino y después a Clint Eastwood y a continuación a John Landis, pero los tres le dieron calabazas, Eastwood porque estaba preparando 'Poder absoluto'. Finalmente Spielberg llamó a su amigo Barry Sonnenfeld, que había tenido un sonado éxito con sus dos adaptaciones de 'La familia Addams', que aceptó encantado.

Complicado reparto

También fue complicado la elección del reparto: Para el Agente K, tras Eastwood que fue la primera opción, Spielberg optó por John Turturro, mientras que para el agente J había pensado en Chris O'Donnell, pero ambos rechazaron a Spielberg. Turturro dijo simplemente «no», y O'Donnell se disculpó por estar preparando su papel de Robin en 'Batman y Robin', que pensaba que iba a relanzar su carrera y hacer que los espectadores se olvidasen de su papeles de 'yogurín' adolescente. Para K Spielberg llamó a continuación a George Clooney, que también le dijo que no. Y por fin el rey Midas de Hollywood dio con Tommy Lee Jones, que había sido el Fugitivo, que aceptó.

Para el agente J Spielberg se decantó finalmente por Will Smith, con un enorme éxito como 'El príncipe de Bel Air'. El propio Steven llamó personalmente por teléfono a Will, y este no se creyó que fuese Spielberg el que estaba al otro lado del teléfono. Cuando por fin se aclaró el malentendido, Will Smith se lo pensó mucho antes de aceptar. Iba a rechazar el trabajo porque acababa de protagonizar 'Independence Day' y no quería hacer otra película sobre extraterrestres. Fue la esposa del actor, Jada Pinkett Smith, la que le convenció para que aceptara el papel, y Will Smith le dijo que sí. Curiosamente Smith era la primera opción de Sonnenfeld, a quien se lo sugirió su esposa, fanática de la serie 'El Príncipe de Bel-Air'. El propio Smith interpreta también el tema principal de la banda sonora película. Para la forense Laurel, se llamó a Linda Fiorentino, que había logrado un gran éxito con 'La última seducción', y que se jugó su participación en una partida de póquer con el director Barry Sonnenfeld. Además de conseguir el papel, Fiorentino acabó ganando 1.200 dólares.

Imagen de 'Men in black'. / RC

Tras los numerosos efectos de maquillaje y digitales para las diferentes criaturas alienígenas, para sus rostros humanos hay numerosos famosos, comenzando por el propio Spielberg. Danny DeVito, George Lucas, Sylvester Stallone, Dionne Warwick y hasta al director Barry Sonnenfeld y su hija Chloe, son algunos de los extraterrestres que en la película viven en cuerpos humanos. Algunos de los gags más celebrados consistieron en descubrir en qué figura del espectáculo se habían escondido muchos alienígenas.

Ninguna cucaracha resultó dañada

El rodaje tampoco fue sencillo. Se rodó en interiores y exteriores de Nueva York. El equipo realizó una réplica de 8,9 metros cuadrados del famoso Midtown Tunnel de Queens (Nueva York), ya que era imposible cortar el tráfico para el rodaje. Se tardó cuatro meses en construir la réplica. Uno de los actores, Vincent D'Onofrio, se puso a ver documentales sobre insectos para interpretar a su personaje Edgar, el bicho. Y para caminar como lo hace en el filme, se puso gruesas rodilleras para no poder doblar las piernas, y se vendó el tobillo. El equipo tuvo que rodar 15 tomas de Edgar bebiendo el agua azucarada. Según Barry Sonnenfeld, Vincent D'Onofrio sufrió una subida de azúcar de tanta agua azucarada. Y Will Smith, para preparar su personaje, asistió a una convención de encuentro alienígena en Las Vegas. Y la American Humane Society se aseguró de que ningún animal resultara herido durante la filmación, incluidas las cucarachas. Lo que pisa Will Smith en realidad son paquetes de mostaza. Y al final de cada día de rodaje, tenían que contar todas las cucarachas y asegurarse de que no faltara ninguna. Para las gafas negras se hizo una negociación con Ray Ban, ya que unas similares habían aparecido en 'Depredador 2', y tras el estreno de 'Hombres de negro' las ventas se triplicaron.

La película contiene numerosas diferencias con el cómic original, comenzando porque en este el Agente J es blanco. Además en el cómic, los Hombres de Negro (MIB) gobiernan el mundo, y no son solo una agencia secreta, y se encargan de reprimir toda actividad paranormal en general, no solo extraterrestres, incluyendo mutantes y demonios. El libro es mucho más oscuro y contiene bastante violencia. Y el neutralizador en la película es un dispositivo en forma de linterna que induce al testigo a un estado hipnótico, y a que se le borre la memoria inmediata, mientras que en el cómic los Hombres de Negro utilizan medios mucho más violentos como la intimidación e incluso el homicidio de testigos, y si debían aniquilar a los alienígenas, lo hacían.

Aunque fue un enorme éxito de taquilla 'Men in Black' no fue la película más taquillera de 1997. Fue superada en recaudación por 'Titanic'. En los Premios Óscar de ese año, 'Hombres de negro' ganó la estatuilla como mejor maquillaje, además de obtener otras dos nominaciones por mejor banda sonora y mejor dirección de arte. El filme tuvo las consabidas secuelas, 'Hombres de negro II' (2002), 'Hombres de negro III' (2012) y 'Hombres de negro: Internacional' (2019), ya sin Tommy Lee Jones y Will Smith, protagonizada por Tessa Thompson, Chris Hemsworth y Liam Neeson.

Está disponible en alquiler en Prime Video y Apple TV