Mandy Moore, en un fotograma de 'Midway'.

Mandy Moore: «'Midway' asombrará al público porque lo transporta en el tiempo»

La actriz se pone a las órdenes de Roland Emmerich en una película histórica sobre los héroes de Pearl Harbour y sus familias

MARÍA ESTÉVEZ Los Ángeles

Mandy Moore lleva décadas luchando por encontrar su lugar en Hollywood. Gracias a la serie 'This is us' finalmente ha triunfado con su interpretación de una madre en diferentes etapas de su vida. Esta semana estrena 'Midway', la última película de Roland Emmerich sobre la batalla de Pearl Harbour, que cuenta la vida de los héroes y las familias que vivían en la base norteamericana. Parece que por fin la actriz atraviesa un buen momento. Moore estuvo casada con el músico Ryan Adams de quien se divorció hace cuatro años. A principios de este año, el artista fue acusado de abuso por varias mujeres y la misma Moore reconoció en el 'New York Times' que durante su matrimonio se sintió sola y sufrió abuso psicológico, llegando a ser insultada por no saber tocar ningún instrumento. Atrás queda esa vida para la actriz, hoy felizmente casada con Taylor Goldsmith, con quien empieza a disfrutar el éxito de su carrera.

–Sorprende su evolución en Hollywood.

–Siempre he confiado en que mi camino se iba a desarrollar de una manera coherente. Voy paso a paso dentro de la industria. Me gusta combinar mi carrera de cantante con la de actriz, porque mi música vino primero, pero disfruto con las oportunidades que tengo ahora en el cine. Y en la televisión son ya 20 años llamando a las mismas puertas.

–¿Cómo es su personaje, Anne?

–Es una mujer fuerte, ardiente y valiente. Tienen una hija pequeña, que se llama Bárbara. También está decidida a mantener a su familia unida en un momento en que se separan y los esposos alientan a las esposas a tomar distancia durante la guerra. También creo que Anne y Dick son unos verdaderos socios en su relación. Existe un profundo aprecio y afecto mutuo. Y la idea del compañerismo no era un gran tema en las relaciones de los años cuarenta.

–Otra película sobre Pearl Harbour.

–Sí, pero dedicada a las familias. No creo que sea un filme de guerra unidimensional. No solo vemos el aspecto heroico de estos hombres. Obtenemos también una parte de sus vidas, con sus familias y sus esposas. En realidad, nos permite tener una mejor comprensión de por qué están luchando y lo que está en juego. De alguna manera puedes ver los mejores momentos de la vida y presenciar eventos, como el baile de la Marina, y ver a estos hombres con sus esposas y familias en los funerales de sus camaradas.

–Fueron a Hawái a rodar.

–Tuvimos la suerte de filmar en la Base de la Fuerza Aérea Hickam y en la Isla Ford. Solo la sensación de rodar en estos lugares históricos ya me impactó. Allí era donde vivían las familias de la base durante la Segunda Guerra Mundial, y esas imágenes aportan un nivel de autenticidad que no siempre se consigue en el cine. Creo que la localización ayuda a poner al público en situación y en el lugar de esos personajes. El lugar es simplemente espectacular. Te transportas de inmediato al art déco de los ardientes años 40.

–¿Qué destacaría de Emmerich?

–Sus películas son siempre impresionantes visualmente. Yo nunca había formado parte de algo de esta magnitud. Creo que el nivel, el enfoque y la atención por los detalles es algo que puedes esperar de él, pero incluso creo que se multiplica en esta película. El recrear de escenas reales es impactante.

–¿Por qué se involucró en el vestuario del personaje?

–Como actriz son los pequeños detalles los que informan. Y el vestuario de esta película no es la excepción. Esta es mi primera película de época y quería resaltar la figura de la mujer a través de sus atributos. Me divierte mucho profundizar en ello.

–¿Por qué es importante contar esta historia en este momento?

–Creo que esta película es oportuna e importante porque estamos contando historias reales sobre héroes reales. De hombres que a menudo han sido olvidados o sus historias han sido tergiversadas o mal contadas. Me encanta ser parte de una narración que honra la historia para la próxima generación. Creo que esta es una película que asombrará al público porque te hace sentir como si todos fuéramos transportados en el tiempo. Siempre hay algo que aprender de una película histórica como ésta. Y, de nuevo, solo con ver el valor y la determinación de estos hombres y sus actos de valentía hay algo digno de celebrar. Además es un espectáculo visual, una hazaña visual.

Temas

Cine