Baz Luhrmann da instrucciones a Austin Butler en el rodaje de 'Elvis'.

Baz Luhrmann: «Elvis representa el fin del sueño americano»

El director de 'Moulin Rouge' estrena en los cines españoles su biopic del Rey del Rock, en el que el villano y narrador de la historia es el Coronel Parker, encarnado por Tom Hanks

MARÍA ESTÉVEZ Los Ángeles

En su primer viaje a Cannes hace tres décadas, Baz Luhrmann (Sídney, Australia, 1962) presentó su ópera prima 'Strictly Ballroom'. Desde entonces, ha dirigido 'Romeo+Juliet', cinta inaugural del festival francés en 2000, 'Moulin Rouge', 'Australia' y 'El gran Gatsby', que se estrenó en Cannes en 2013. Fiel a sí mismo, el realizador australiano eligió el certamen galo para presentar 'Elvis', cinta dedicada al Rey del Rock que llega el 24 de junio a los cines españoles. La película es una épica biografía sobre este icono de la música, pero contada con el estilo despreocupado y característico de Luhrmann. Un retrato de Presley al mismo tiempo que también lo es de la sociedad norteamericana. Protagonizada por el joven actor Austin Butler en el papel del cantante, la historia está narrada por su infame manager, el Coronel Tom Parker, a quien da vida Tom Hanks, un hombre que ayudó a Presley a ser una superestrella pero a quien también manipula y controla. Para un icono mitificado que a menudo se recuerda como el 'Rey del Rock' o como un epítome de la apropiación cultural, el 'Elvis' de Luhrmann busca revivir el poder de Presley como una fuerza artística radical forjada en el blues y el góspel negros, cuya falta de convencionalismo planteó una amenaza para la política y cultura de la época en Estados Unidos.

-Su película es abrumadora por los cambios de tiempo a través de la historia.

-Teníamos muchísimo material, no olvides que hemos pasado diez años investigando al personaje. He intentado utilizar la figura de Elvis para hacer una exploración de la historia de Estados Unidos en esos años. Creo que su figura representa la idea del cambio en América. No es una narración lineal porque hemos añadido muchas capas a la historia, pero el enfoque del personaje es muy directo.

Vídeo. Tráiler de 'Elvis'.

-¿Por qué eligió la figura de Elvis para retratar Estados Unidos?

-Su figura, para mí, representa la tragedia americana. Es una superestrella caída en desgracia. Un semidiós que termina solo y abandonado. Es el fin del sueño americano. Este filme ha sido un viaje maravilloso para mí, una gran experiencia. Elvis es el lienzo sobre el que he podido pintar mi historia.

-Si por algo se criticó a Elvis Presley fue por su apropiación cultural del blues y el góspel. ¿Cómo enfrentó ese aspecto del personaje?

-Creo que en ese sentido me identifico con Elvis porque yo tambien soy forastero en Hollywood. Yo nací en un pueblo no muy diferente a Tupelo en Mississippi, donde lo hizo Elvis. Digamos que lo entiendo, que comparto su curiosidad. Como forastero en Hollywood, he rodado películas como 'El gran Gatsby' o 'Moulin Rouge'. Tal vez porque me gusta aprender elijo temas que no me pertenecen y tardo tanto en rodar una película. Elvis representa el progreso, un joven blanco criado en una comunidad negra. Él es uno de los pocos rostros blancos en el Club Handy en Beale Street, el lugar de nacimiento del blues y eventualmente del rock 'n' roll. Es capaz de unir la música country con el góspel para inventar su propio sonido.

Austin Butler y Tom Hanks en 'Elvis'.

-Nada más comenzar el rodaje la producción se detuvo porque Tom Hanks dio positivo por covid al comienzo de la pandemia. ¿Pensó en algún momento que no podría rodar su película?

-Las dudas siempre surgen durante cualquier producción. En este caso, tuvimos muchos problemas además del covid. Elvis fue un rodaje diferente, diría que extraordinario, que ha necesitado casi tres años desde el inicio de la filmación hasta el final del montaje. Llevo casi una década dedicado a este proyecto y verlo en pantalla me hace sentir lleno, podría morirme sin volver a dirigir otra película. La mítica vida de Elvis fue lo que me atrajó de esta historia. Eso y un personaje llamado Coronel Tom Parker.

-Tom Hanks se convierte en el villano de la película, en el narrador inesperado, y nos regala un malvado maravilloso al interpretar al Coronel.

-Desde su punto de vista, el Coronel es quien mejor conoce a Elvis. Su voz sirve para versionar la vida de Elvis a través de sus recuerdos. Creo que Hanks está sensacional en el papel. Su voz es quien nos va relatando la historia mientras se va desnudando de humanidad.

-Elvis Presley murió a los 42 años de una sobredosis, pero él se mostraba en público en contra del consumo de drogas.

-Lo mismo les sucedió a Michael Jackson y Prince. Tanto ellos como Elvis creían que estaban fuera de ese mundo, sin embargo, los tres vivieron medicados por el dolor. Creo que es muy complicado ser una gran estrella en Estados Unidos, la presión a la que se ven sometidos es inmensa.

Austin Butler encarna a Elvis Presley.

-¿Cuál fue la respuesta de la familia de Elvis al ver la película?

-Su esposa, Priscilla, tenía miedo de verla. Se ha escrito mucho sobre el icono de Elvis: es un héroe, es un dios, tantas cosas que simplemente no son ciertas. La gente también habla de mi trabajo, algunos lo hacen bien, otros no tanto. Pero para mí, ninguna crítica, ninguna reseña iba a significar tanto como la de la mujer que estuvo casada con Elvis. Yo me encontraba en un avión durante el tiempo que Priscilla estuvo viendo la película. Cuando aterricé, me llamó un guardia de seguridad de la sala de proyección para decirme que Priscilla estaba llorando. Pensé, oh, Dios, ¿qué hemos hecho? Nunca imaginé que lloraba porque le había encantado. Me dijo que si Elvis estuviera vivo, le habría dicho a Austin Butler que lo había retratado a la perfección.

-Usted suele tardar entre cinco y diez años entre proyecto y proyecto. ¿Tiene ya pensado su próximo filme?

-Sí. Estoy en conversaciones con el compositor de teatro musical Andrew Lloyd Webber para rodar una nueva versión cinematográfica de la ópera rock de 1970 'Jesucristo Superstar'.