Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este lunes 11 de diciembre
Un fotograma de 'El luchador'.
'El luchador', cuando Walter Hill convirtió a Bronson en un gran actor

'El luchador', cuando Walter Hill convirtió a Bronson en un gran actor

Ópera prima ·

La historia de su debut se centra en las aventuras de un perdedor anónimo convertido en boxeador ilegal durante la época de la Gran Depresión, en Nueva Orleans

Martes, 10 de agosto 2021

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Charles Bronson (Ehrenfeld, Pensilvania; 3 de noviembre de 1921-Los Ángeles, California; 30 de agosto de 2003) estaba especializado en personajes violentos de vengadores, boxeadores o justicieros, tras haber trabajado en sus inicios con directores como Robert Aldrich o Samuel Fuller, y tras haber sido uno de los 'Siete magníficos', pero sería Walter Hill con su ópera prima como director, 'El luchador', quien convierte a Bronson en un gran actor sin abandonar por ello sus papeles más emblemáticos.

Walter Hill (Long Beach, California; 10 de enero de 1942) estaba considerado como uno de los más sólidos guionistas de Hollywood antes de debutar como director. Desde muy joven le atraía mucho la idea de escribir guiones, pero antes trabajó en el cine como ayudante de dirección de directores como Norman Jewison o Woody Allen. Aunque su primer guion fue un fracaso, ya que nunca se llevó a la pantalla, con su siguiente libreto alcanzó la gloria: fue el guionista de 'La huida', adaptando una novela de Jim Thompson, uno de los grandes éxitos de Sam Peckinpah.

Aunque la vocación de Hill estaba más inclinada hacia los guiones, incluso hacia la producción, en los años 70 Hollywood atravesaba una verdadera revolución con nuevos cineastas accediendo a la dirección cinematográfica, y Walter Hill estaba en la cima de la ola.

En 1975 la Columbia le ofrece dirigir uno de sus guiones, 'El luchador', basado en una historia de Bryan Gindoff y Bruce Henstell, y aunque el futuro director tiene sus dudas, acaba aceptando, no sin antes reclamar la ayuda de Gindoff y Henstell, para que participen con él en una última reescritura del guion, que se centra en las aventuras de perdedor anónimo convertido en boxeador ilegal durante la época de la Gran Depresión, en Nueva Orleans

Walter Hill reclama a Charles Bronson como protagonista, algo fácil de conseguir porque era un actor habitual de la Columbia. Pero su contrato llevaba un caramelo envenenado: Tener como protagonista femenina a Jill Ireland, la esposa de Bronson, que a Hill no le acababa de convencer, aunque Hill acaba aceptando. Hill nunca estuvo satisfecho con el trabajo de la actriz y sus críticas provocaron que Bronson, tras el rodaje, nunca más volviese a hablar con el director. El reparto se completa con James Coburn, Strother Martin y Michael McGuire.

La película, que se rueda los Estudios de Columbia y otras localizaciones de Los Angeles en 1974, se sitúa en 1933. Son los años de la Gran Depresión, y un experto en peleas a puño limpio llega a la ciudad de Nueva Orleans. Su nombre es Chaney (Bronson), y a pesar de su apariencia avejentada y su personalidad enigmática, derrota a cualquier rival que se le ponga en enfrente, aunque con el apoyo de Speedy (Coburn), un oportunista promotor de luchadores callejeros. Sin embargo, Speedy llega a meterse en problemas debido a deudas pasadas, por lo que Chaney deberá afrontar un decisivo combate para salvarle la vida.

Retrato social de la Gran Depresión

Hill muestra un estupendo retrato social de los años de la Gran Depresión a través de tipos marginados en donde un astuto oportunista se servirá de un eficaz luchador callejero para montar peleas en una época en que el boxeo estaba prohibido por ley. La película posee una narración fluida y sin fisuras, y a interpretación de Bronson resulta colosal, haciendo aquí el mejor trabajo de su trayectoria.

El filme se estrena en Nueva York el 8 de octubre de 1975 (en España lo hace el 26 de julio de 1976) y es un gran éxito en todo el mundo. Y aunque no logró nominaciones ni premios, 'El luchador' permanece como una de las películas más representativas del nuevo cine americano de los 70, y la consagración de Walter Hill con su primera película.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios