Jason Statham protagoniza 'Despierta la furia'.

Jason Statham ajusta cuentas

Guy Ritchie dirige 'Despierta la furia', una cinta de acción con doble vuelta protagonizada por el actor británico

Borja Crespo
BORJA CRESPO

Vuelve Guy Ritchie con lo mejor que sabe hacer, los líos entre gángsteres, mezclando violencia y humor negro. Con 'Despierta la furia', además, multiplica las escenas de acción y se aplica especialmente, brindando al respetable una historia poco original pero adrenalítica. El enredo y las tortas corren por cuenta de Jason Statham, firmando la cuarta colaboración entre el popular actor, especializado en fruncir el ceño y repartir estopa, y el cineasta británico, exultante tras el éxito de 'The Gentlemen: Los señores de la mafia', donde se contenía a la hora de mover la cámara a diferencia de 'Rey Arturo: la leyenda de Excálibur' y sus peculiares versiones de Sherlock Holmes.

Vídeo. Tráiler de 'Despierta la furia'.

Su apuesta por un montaje demasiado atropellado, saboteando las posibilidades narrativas de sus propuestas, ha quedado en barbecho. Aquí aprieta el acelerador, pero con conciencia y sin perder su peculiar sello. Atrás queda el fiasco de 'Barridos por la marea', aquel despropósito ideado en su día para impulsar la carrera como actriz de Madonna, su exmujer. Con 'Operación U.N.C.L.E.', basada en la serie de televisión de los años sesenta 'El agente de CIPOL', una película de look vintage, con un ritmo endiablado y un sentido del humor desvergonzado, recuperó un rumbo que está sabiendo mantener, despachándose por el camino un encargo tan engorroso como la versión en imagen real de 'Aladdin'.

Ritchie unió fuerza y talento con Statham en tres proyectos en sus inicios que le situaron en el mapa: 'Lock & Stock', 'Snatch, Cerdos y Diamantes' y 'Revolver'. Con 'The Gentlemen' volvió por sus fueros con fortuna, tiempo después, logrando tejer una divertida burla sobre el mundo del hampa, con entretenidos giros, no siempre previsibles. Fusionaba comedia y acción con la marca Ritchie, «palabrotas, puñetazos, humor, juegos de trileros, chulerías y valentonadas», en palabras de Matthew McConaughey, uno de los rostros principales del filme.

En 'Despierta la furia', basada en la película francesa 'Le Convoyeur', de Nicolas Boukhrief, va a por todas apostando por el cine de atracos y acción. Un sujeto enigmático, encarnado por el rostro inicial de la saga 'Transporter', se emplea a fondo como guardia de seguridad, hasta el punto de reaccionar con excesiva agresividad cuando ocurre algún robo. Muestra habilidades inusuales con el gatillo y la lucha cuerpo a cuerpo, asustando a sus compañeros de fatigas en el furgón blindado que custodian. Lo que ocurre a continuación merece la pena degustarlo, siempre y cuando haya interés por el género. La historia es lo de menos. Holt McCallany, Jeffrey Donovan, Josh Hartnett, Niamh Algar, Laz Alonso, Scott Eastwood y Eddie Marsan completan el casting.

Jason Statham en 'Despierta la furia'.

A Statham le entusiasmó el misterio que rodea a su personaje y cómo se va revelando información sobre su verdadera condición. «Se vuelve muy dramática por lo que está en juego», indica el artista, aquí un tipo complicado. «Mi personaje se ve obligado a engañar a la gente de una manera determinada para averiguar quienes son realmente, pero al final, alguien va a pagar un precio». Director y actor acordaron que la violencia que se mostrase en la pantalla tenía que ser cruda. «Guy quería que esto fuera muy real y que yo no realizara movimientos geniales y hábiles», explica Statham.

«Su forma de conseguirlo es con un enfoque orgánico del tipo sobre la marcha, en el que te metes en el espacio y descubres lo que el personaje va a hacer en la situación concreta en la que se encuentra a medida que aumenta la tensión... Creo que eso ayuda a crear la sensación de realismo que buscamos. Es muy difícil para un director proporcionar eso hoy en día, a menos que estés tan seguro de saber exactamente lo que quieres captar a través de las lentes de la cámara; pero Guy lo hace». «No parece que haya envejecido ni un día, lo que también parece extraño», añade Ritchie sobre su protagonista. «No sé lo que está haciendo. Sigue estando en un gran estado físico». Sus fans disfrutarán especialmente con el espectáculo.