Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este domingo 3 de marzo
Un fotograma de 'Danzad, danzad, malditos'.
Cincuenta años de 'Danzad, danzad, malditos', el cruel retrato de la Gran Depresión

Cincuenta años de 'Danzad, danzad, malditos', el cruel retrato de la Gran Depresión

Lecciones de cine ·

Obra maestra de Sydney Pollack, el cineasta logra realizar aquí una certera y lúcida radiografía de la sociedad estadounidense en el crack del 29

Miércoles, 9 de septiembre 2020

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Se cumplen noventa años de la Gran Depresión del 29 y cincuenta del estreno en España de una de las películas que mejor reflejó aquella época, 'Danzad, danzad, malditos', una de las obras maestras del gran Sydney Pollack, que consagró en Hollywood a Jane Fonda tras su aventura europea ('Barbarella') y su matrimonio con Roger Vadim.

La película es una adaptación de la novela de Horace McCoy '¿Acaso no matan a los caballos?' (que también es el título original en inglés del filme), que sedujo a Sydney Pollack desde que la leyó. Antes se habían interesado por llevarla a la pantalla Charles Chaplin, Joseph Losey, y François Truffaut, sin lograrlo.

El director, productor y actor Sydney Pollack (Lafayette, Indiana, 1934 -Los Ángeles, 2008) se sintió fascinado por el teatro desde muy joven. Entre 1954 y 1960 estudió y enseñó interpretación e intervino en varios montajes de Broadway. De 1960 a 1965 dirigió más de ochenta espectáculos de televisión y ganó varios premios Emmy. Tras dirigir programas dramáticos para la pequeña pantalla, comenzó su carrera en el cine con 'The Slender Thread', en 1966. 'Danzad, danzad, malditos' fue su sexta película. Antes ya había logrado notables éxitos con 'Propiedad condenada' o 'El nadador', por lo que la Warner le permitió por primera vez que fuese él quien adaptase a la pantalla la novela de McCoy, que encargase el guion a James Poe y Robert E. Thompson, y que la dirigiese y produjese. Esto permitió a Pollack que pudiese cuidar todos los detalles.

El propio Pollack se encarga de elegir el reparto. Para la pareja protagonista, a Jane Fonda y Michael Sarrazin, entonces un rostro en ascenso en Hollywood (que aquí hacía su primer protagonista), a los que somete a duras pruebas para comprobar si había química entre ellos. Convencido de ello, elige al tercer personaje, Gig Young, que ganaría el Oscar al mejor actor de reparto. Además, un grupo de actores emergentes como Susannah York, Red Buttons, Michael Conrad, Bonnie Bedelia o Bruce Dern en papeles más secundarios.

La película muestra la cara más amarga del sueño americano. se ambienta en pleno crack del 29 cuando se montaban concursos que consistían en hacer bailar a parejas de forma continuada, días y noches, con pausas mínimas y ganaba la pareja que resistía bailando más tiempo. En medio de una miseria terrible, gentes desesperadas, de toda edad y condición, se apuntaban a estos extenuantes maratones de baile contemplados por un público ansioso por ver el sufrimiento y la desesperación de los demás. Durante días y días, bailan y bailan hasta caer exhaustos, enfermos, desquiciados, deshechos por la fatiga. Gloria (Jane Fonda) y Robert (Michael Sarrazin) se conocen en uno de esos concursos, y rápidamente deciden formar pareja pues están desesperados al no tener recursos siquiera para comer. Mientras bailan al menos reciben comida y, si ganan, podrán sobrevivir con el dinero del premio. «¡Seguid comiendo, seguid bailando!», vocifera el speaker del concurso: «Es duro, pero así son los tiempos que corren». Pollack logra hacer una certera y lúcida radiografía de la sociedad estadounidense de la época.

La película se rueda en localizaciones de Santa Mónica (California) y en los estudios Warner en los meses de febrero y marzo de 1969. El estreno en Estados Unidos tiene lugar en diciembre de 1969 y es un tremando éxito. Además del Oscar a Gig Young, logra ocho nominaciones, entre ellas las de Sydney Pollack como director, y Jane Fonda y Susannah York como actrices principal y secundaria respectivamente. Hasta el día de hoy sigue teniendo el dudoso honor de ser la película con más candidaturas a los Oscar sin haber sido propuesta a la de mejor película. En España se estrena el 7 de diciembre de 1970, como 'Danzad, danzad, malditos', un título que hizo fortuna, ya que desde entonces se ha utilizado para encabezar columnas periodísticas, para referirse a seguir porque sí, sin recibir nada a cambio, para maratones de baile, para temas musicales, grupos de rock, y no sería extraño para que inspirase algún reality show de alguna cadena de televisión.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios