Borrar
Un fotograma de 'Chicago'.
'Chicago': de Broadway a la pantalla

'Chicago': de Broadway a la pantalla

Ópera prima ·

Rob Marshall debutó con esta cinta que acabó obteniendo el Oscar en 2002

Jueves, 21 de mayo 2020

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

'Chicago' supuso la deslumbrante ópera prima como director de cine de Rob Marshall, que acabó acaparando Oscar en 2002. Pero mucho antes de la película, 'Chicago' era un exitoso musical de Broadway, y mucho antes una obra teatral de 1926. Como llegó 'Chicago' a convertirse en película es una larga historia.

La reportera y dramaturga Maurine Dallas Watkins estrenó en 1926 una obra de teatro titulada 'Chicago', basada en su propia experiencia, que trataba de mujeres acusadas del asesinato de sus amantes, historias que ella había cubierto para el 'Chicago Tribune'. En los años 60, Gwen Verdon leyó la obra de Watkins y habló con su marido Bob Fosse sobre la posibilidad de adaptarla en forma de musical. Fosse trató de comprar los derechos en varias ocasiones, pero Watkins se opuso una y otra vez. Sin embargo, tras la muerte de la periodista en 1969, sus herederos accedieron a vender los derechos al productor Richard Fryer y a los propios Verdon y Fosse. Fue entonces cuando John Kander y Fred Ebb, compositores del musical 'Cabaret', comenzaron a trabajar en la partitura inspirándose para cada canción en un número clásico de vodevil y potenciando el paralelismo que la obra establecía entre el sistema judicial y el mundo del espectáculo en la sociedad contemporánea. El libreto fue escrito por Ebb en colaboración con Fosse, quien además se hizo cargo de la dirección y la coreografía.

El musical 'Chicago' se estrenó en 1975 en el 46th Street Theatre de Broadway, y cuatro años después en el West End de Londres. Ganadora de 6 Premios Tony, la función era una historia electrizante sobre avaricia, asesinato y el mundo del espectáculo que recorrió el mundo. Bob Fosse siempre pensó en llevar el musical a la pantalla, pero tras su muerte en 1987 el proyecto se enfrió y se llegó a dudar que de él pudiese salir alguna vez una película

Rob Marshall (Madison, Wisconsin; 17 de octubre de 1960) vio con 17 años el musical de Broadway, y aquella visión determinó su vocación para dedicarse al espectáculo. En 1994, Martin Richards, que había hablado con Fosse sobre la idea de hacer una película de 'Chicago', firmó con el hoy denostado Harvey Weinstein para grabar el musical. No obstante, tardaron siete años en empezar el proyecto ya que crear una película de 'Chicago' no era fácil. No fue hasta que Marshall vino a hablar del proyecto que se empezó realmente a crear la película.

Fue Marshall quién con una ya con una sólida trayectoria como director de teatro, y que además había adaptado otro musical, 'Annie' a la televisión, se puso en contacto con Weinstein y Richards para explicarles cómo veía la posible película basada en la función. Weinstein le puso en contacto con Bill Condon, guionista que también quería llevar 'Chicago' a la pantalla, y pronto Marshall y Condon descubrieron que tenían ideas muy parecidas. La obra narraba cómo la promesa de aventura y oportunidad deslumbra a Roxie Hart, una inocente y extrovertida cantante que sueña con cantar y bailar para salir de su vida gris. Su sueño es seguir los pasos de oro de Velma Kelly, cantante de vodevil. Roxie consigue que su deseo se haga realidad cuando ambas acaban prisión, a causa de distintos cargos por asesinato. Roxie se encontrará con el legendario abogado Billy Flynn, que se hace cargo del caso. Marshall y Condon decidieron que la historia se contaría en flash back, que las canciones formen parte del show final y que todo ocurriría en la mente de Roxie.

Catherine Zeta-Jones acepta el papel de Velma Kelly y Richard Gere el de Billy Flint. El personaje de Roxie fue más complicado. Querían una actriz exacta para el papel. Realizaron un casting con diez actrices diferentes al que Renée Zellweger solo fue a mirar. Al acabar el casting Marshall le pidió que repitiese los pasos que había enseñado en el casting y se pusieron a bailar. Solo faltaba mostrar que podía, cantar cosa que no tardó mucho en hacer. Para Marshall fue una revelación y enseguida quiso que Roxie fuese ella. Durante tres meses estuvieron ensayando y creando coreografías.

La película se rueda en Toronto (Canadá), con exteriores en Chicago, entre diciembre de 2001 y mayo de 2002, y se estrena en Los Ángeles el 10 de diciembre de 2002, con el tiempo justo para poder optar a los Oscar de 2003, donde logra seis estatuillas, entre ellas las de mejor película y la de mejor actriz para Catherine Zeta-Jones. A España llegaría el 7 de marzo de 2003.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios