Carmen Machi estrena 'Llenos de gracia' este 24 de junio. / Efe/Chema Moya

Carmen Machi: «Nunca he tenido miedo a que no me llamen»

La protagonista de 'Llenos de gracia' nunca estudió interpretación y fue rechazada tres años seguidos en la Escuela de Arte Dramático: «Vivir mucho es la única manera de hacer personajes»

Oskar Belategui
OSKAR BELATEGUI Madrid

Carmen Machi (Madrid, 1963) ha estrenado tres películas casi seguidas: 'Amor de madre', en Netflix, y 'La voluntaria' y 'Llenos de gracia' en los cines. Estos días rueda 'La voz del sol' junto a Karra Elejalde, con quien coincidió en '8 apellidos vascos', y todavía tiene pendiente de estreno otros tres largometrajes. En la comedia familiar 'Llenos de gracia', desde este 24 de junio en salas, se viste los hábitos por primera vez en el cine para dar vida a una monja que llega a un internado y despierta la autoestima y el espiritu de equipo de los chavales gracias al fútbol. El filme de Roberto Bueso se inspira en la historia real del futbolista Valdo Lopes y la hermana Marina Olmos.

-Seis películas en un año. Debe ser usted la envidia de la profesión.

-La pandemia ha tenido mucho que ver, de pronto hay muchísima demanda de audiovisual. Retrasos, rodajes que se aplazaron… Rodar seis películas seguidas en un año es una locura. No sé si soy la envidia o dirán 'pobrecilla, que no descansa'.

Vídeo. Tráiler de 'Llenos de gracias'.

¿Se le quita a una actriz el miedo a que no le llamen?

-No quiero sonar prepotente, pero yo nunca he tenido temor a que no me llamen. He compaginado todos los medios, he hecho cine, teatro y televisión. Y nunca me he parado a pensarlo. Sería insultante si lo dijera con el volumen de trabajo que tengo. A lo mejor tengo esa sensación algún día, pero de momento no.

-Porque una actriz cuando no trabaja, ¿qué hace?

-Vives. Yo trabajé tanto el año pasado que este me lo he tomado muy sabático. Bueno, aunque ahora estoy rodando en Navarra con Karra Elejalde. Tú tienes que vivir mucho, porque esa es la única manera de hacer personajes. Esto no tiene estudios, se basa en la observación. Es la vida, eres espectadora de la vida y esta te alimenta. Tienes que estar en muchos sitios a la vez para entender las situaciones. Este oficio también es una manera de vivir, te acostumbras a estar mucho fuera de casa, a crear familias continuamente… Hay temporadas en las que puedes decir que no quieres moverte. Yo lo estoy haciendo, porque la pandemia ha hecho estragos. Quería disfrutar de los míos. Y ponerme mi ropa, que no me la pongo nunca.

-¿Se había puesto alguna vez hábitos?

-En teatro hice 'La autora de las Meninas', donde era una monja copista y llevaba un hábito muy parecido al de la película. Pero en cine es la primera vez.

-'Llenos de gracias' tiene una mirada respetuosa y cariñosa hacia las monjas.

-Bueno, yo he ido a colegio de monjas. Sé perfectamente que hay todo tipo de monjas. Puede que muchas se hayan metido a monja para no casarse con un hombre, porque antes salías de la casa familiar para cambiar al padre por otro señor. No es el caso. La hermana Marina es real, y eso te genera una responsabilidad enorme. Cada vez que interpretas un personaje real tienes que ser muy respetuoso. Yo me olvidé de que llevaba hábito, porque creo que ella es así. Se fue a estudiar a Londres muy joven, era una mujer adelantadísima a su tiempo, que sabía idiomas, vivió en París, tuvo que tener sus relaciones… Pasaron muchas cosas y cuando vuelve a España decide meterse a monja. No me imagino que por un desengaño amoroso ni nada por el estilo. Una mujer muy interesante, con una energía y generosidad increíble, que se salía de la horma.

-Las monjas hoy son invisibles a ojos de esta sociedad.

-Yo quizás porque hice esa función teatral veía monjas por todas partes, ja, ja. Pero es verdad que hoy aparecen como algo denostado. Hoy hay muchas monjas sin hábito, no salen tanto a a luz pero siguen existiendo congregaciones. Cuando estás en un colegio de monjas aprendes que son muy diferentes: está la chunga que tiene la mano suelta, la enrollada… Forman un collage humano muy interesante.

-¿Es futbolera?

-Mucho. Hace muchos años, decir que te gustaba el fútbol dentro de mi profesión estaba mal visto. No hay que estar todo el tiempo leyendo a Dostoievski… Soy muy madridista y he disfrutado mucho este año. Viene de mi familia, porque mi madre entendía mucho de fútbol y era socia del Madrid desde muy joven. En mi casa se han disfrutado los partidos de fútbol. Eran un fiestón.

Carmen Manchi y los chavales protagonistas de 'Llenos de gracia'.

-Nunca ha estudiado interpretación.

-No creo que hubiera tenido mejor escuela que la que tuve. He sido siempre muy mala estudiante. Yo quería irme a Londres a estudiar Teatro, pero entré en una compañía muy joven y no dejé de trabajar. Me presenté a la Escuela de Arte Dramático de Madrid durante tres años seguidos y no me aceptaron. Pasaba las pruebas de interpretación, pero en la entrevista con el tribunal me echaban. Normalmente, en este oficio estudias cuando no estás trabajando.

-Uno piensa que para los que tienen la capacidad de hacer reír como usted, la comedia se aborda con el piloto automático puesto, que es más fácil que el drama.

-Pues es justo al revés. Como a la gente le cuesta menos reír que llorar, cree que a ti también te cuesta menos hacerlo. Y no. Para hacer reír primero tienes que pasar por otras cosas, tienes que convencer de lo que vas a contar. Uno cosa es contar chistes, que yo los odio; una cosa es ser humorista y otra actor que conduce a través de la comedia. En el drama tienes muchísimos más recursos, en la comedia todo es técnica pura y dura. Para mí es más disfrutable hacer drama.

-Dicen que a partir de los 50 es difícil que las actrices encuentren buenos papeles.

-Yo no tengo esa experiencia. Seguro que el que lo dice lo hace con conocimiento de causa, pero yo sería una desagradecida si dijera lo contrario.

-¿Es cierto que la película que más veces ha visto es 'Quadrophenia'?

-Sí. Catorce veces en los cines Covadonga en Madrid, que eran maravillosos. Yo era mod, pero la vi básicamente por influencia de mi novio mod.