Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este domingo 14 de julio
Kevin Spacey en 'American Beauty'.
'American Beauty', la cara oscura del sueño americano

'American Beauty', la cara oscura del sueño americano

Sam Mendes debutó hace veinte años con una mordaz reflexión sobre la clase media estadounidense que obtuvo cinco Oscar, entre ellos el de mejor actor protagonista para el hoy denostado Kevin Spacey

Domingo, 24 de noviembre 2019

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

'American Beauty' es una de las óperas primas más deslumbrantes de los últimos años. Ganadora de cinco Oscar, fue dirigida en 1999 por Sam Mendes, por entonces un prestigioso director de teatro británico y refleja la cara más oscura del sueño americano.

Sam Mendes (Reading, Inglaterra, 1 de agosto de 1965) estudió Letras en la Universidad de Cambridge y dio inicio a su carrera como director teatral en el Festival de Chichester para con posterioridad formar parte de la Royal Shakespeare Company. Su prestigio fue creciendo en el mundo escénico de Londres y Broadway, especialmente tras sus reputados trabajos en el Donmar Warehouse Theatre. En el año 1996 filmó para la televisión 'Company', una obra musical de Stephen Sondheim que contó con el protagonismo de Adrian Lester y Rebecca Front. Su consagración en la escena fue con un montaje de 'Cabaret', que consiguió varios premios Tony, y que también dirigió para la televisión. La obra llamó la atención de Steven Spielberg, que decidió darle su primera oportunidad en el cine.

El guionista, director y productor de cine Alan Ball empezó a escribir la historia de 'American Beauty' para la escena, inspirado en el circo mediático que se formó en torno al juicio contra Amy Fisher en 1992. Apodada la 'Lolita de Long Island, Fisher alcanzó la fama a los 17 ños, cuando disparó e hirió de gravedad a Mary Jo Buttafuoco, mujer de su amante. Su primera idea fue una obra de teatro, pero, conforme avanzaba la escritura se percató de que aquello no iba a funcionar sobre un escenario y decidió reconvertir el trabajo, con un toque mucho más cínico, como guion de una película.

Gracias a su amistad con los productores Dan Jinks y Bruce Cohen que trabajaban con Spielberg, Ball logró que el estudio DreamWorks le comprase el guion por 250.ooo dólares, después de pujar por él frente a otras productoras. Spielberg puso sobre la mesa que DreamWorks pondría 15 millones para la producción y que además se encargaría de la distribución en Estados Unidos, donde se rodaría el filme. Una vez con los derechos del guion de Alan Ball, el director de 'Tiburón' llamó a Sam Mendes para que la dirigiese. Aunque este no había dirigido aún ningún largometraje, el buen ojo del Rey Midas de Hollywood supo que aquella era una historia ideal para Mendes.

El hoy denostado Kevin Spacey fue la primera opción de Mendes para encarnar a Lester, el protagonista, a pesar de las insistencias de DreamWorks en contratar actores más conocidos. Pero Mendes había trabajado con Spacey en el teatro londinense y supo desde el primer momento que era el actor ideal para aquella historia. Mendes no cedió y Spielberg aceptó el reto de contratar a un poco conocido actor británico para encarnar a un americano medio. Del mismo modo, el estudio sugirió varias actrices para hacer de su esposa Carolyn, hasta que el director ofreció el papel a Annette Bening. Aquí no hubo discusiones. Tampoco la hubo para elegir a la entonces actriz juvenil muy en alza Thora Birch, que entonces tenía 16 años, para dar vida a la hija de ambos.

Mendes planteó un cuidado diseño de producción para la película. Dado que el título de 'American Beauty' corresponde a una variedad de rosas, estas flores tendrán gran preponderancia en el filme. El título se relaciona con una célebre frase pronunciada por el empresario John D. Rockefeller como metáfora del darwinismo social: «El crecimiento de un gran negocio es simplemente la supervivencia del más apto... La rosa American Beauty solo puede alcanzar el máximo de su hermosura y el perfume que nos encantan, si sacrificamos otros capullos que crecen a su alrededor. Esto no es una tendencia malsana del mundo de los negocios. Es, meramente, el resultado de una combinación de una ley de la naturaleza con una ley de Dios«.

Mena Suvari, Annette Bening y Kevin Spacey en 'American Beauty'.
Imagen principal - Mena Suvari, Annette Bening y Kevin Spacey en 'American Beauty'.
Imagen secundaria 1 - Mena Suvari, Annette Bening y Kevin Spacey en 'American Beauty'.
Imagen secundaria 2 - Mena Suvari, Annette Bening y Kevin Spacey en 'American Beauty'.

La película narra, en forma de flashback, la historia de un publicista, Lester Burnhan, que aparentemente posee todo lo que se puede desear para vivir de forma acomodada, pero que un día, al despertarse, se da cuenta que toda su vida ha sido una pérdida de tiempo. Van a despedirle de su trabajo, su mujer Carolyn le engaña y descubre que es un extraño para su propia hija Jane… Las rosas están presentes cuando Carolyn las planta en el jardín y las cuida obsesivamente. Uno de los vecinos de Burnham comenta lo bonitas que son y ella le da una explicación de las técnicas de jardinería. Algunos floreros con rosas cortadas decoran la casa de los Burnham, especialmente la mesa del comedor.

El rojo brillante de sus pétalos le da un contraste duro con los tonos pálidos de las habitaciones donde viven. Las fantasías de Lester sobre Angela, una adolescente amiga de su hija, se pueden distinguir de la realidad por la presencia de pétalos de rosa: apareciendo del jersey de animadora cuando se lo abre, tapando la superficie del agua de la bañera, cubriéndola mientras está tumbada desnuda, y cuando Lester saca uno de su propia boca después de fantasear con besarla en la cocina.

El filme se rueda en localizaciones de California (Los Angeles, Sacramento, Torrance, Long Beach…) y en los estudios Warner, entre el 14 de diciembre de 1998 y el 25 de febrero de 1999. El resultado es una irónica y mordaz reflexión sobre la clase media americana, sobre sus sueños y aspiraciones y sobre su realidad conformista, que explora temas como el amor, la libertad, la belleza, la liberación personal, el existencialismo, la búsqueda de la felicidad y la familia. El estreno tiene lugar en Los Angeles el 8 de septiembre de 1999, recibiendo el aplauso unánime de la crítica, lo que pocos meses después quedaría reflejado al lograr los Oscar a la mejor película, mejor director, mejor actor protagonista (Kevin Spacey), mejor guión original y mejor fotografía, quedando nominada a la mejor actriz protagonista (Annette Bening), mejor montaje y mejor música original.

La película se estrenó en España el 28 de enero del 2000, a las puertas de la gala de los Oscar. Solo en Estados Unidos recaudó más de 131 millones de dólares, cifra que sigue aumentando gracias a las ventas en DVD, televisiones y plataformas de streaming.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios