Dwayne Johnson, Gal Gadot y Ryan Reynolds en 'Alerta roja'.

'Alerta roja': la película más cara de Netflix es una disfrutable y olvidable comedia de acción

Netflix estrena en algunos cines una comedia de acción trepidante con The Rock, Gal Gadot y Ryan Reynolds, tres rostros habituales del blockbuster, que llegará este 12 de noviembre a la plataforma

Borja Crespo
BORJA CRESPO

Caballo ganador, el que monta Netflix lanzando un filme de intriga, aventura, acción y humor protagonizado por tres pesos pesados del actual cine comercial: Dwayne Johnson, alias The Rock, Ryan Reynolds y Gal Gadot. Un trío incontestable, cuya química funciona a las mil maravillas en 'Alerta roja', última producción de la popular plataforma que visita algunas salas de cine convencionales antes de ver la luz en streaming el 12 de noviembre. Como es habitual en este tipo de propuestas, los protagonistas se mueven por todo el mundo, trasladándose de una localidad a otra con lo que dura un pestañeo, incluyendo la ciudad de Valencia, donde, al parecer, el lujo campa a sus anchas. Estamos ante la película más cara jamás producida por Netflix, con un presupuesto estimado de 200 millones de dólares.

Vídeo. Tráiler de 'Alerta roja'.

El ritmo es tan efectivo en este sentido en esta copiosa producción que puede resultar avasallador para el espectador no acostumbrado. Las localizaciones se suceden frenéticamente, al igual que las escenas de piruetas, persecuciones y peleas cuerpo a cuerpo. No hay respiro en la trama, aportando una sobredosis de evasión que suaviza la consciente falta de originalidad en lo expuesto. El robo de preciados tesoros es el centro de atención de una historia que carga todo su peso en el reparto principal, solvente cuando se mueve en el terreno de la comedia o repartiendo estopa en plan saltimbanqui. La rivalidad entre ladrones de guante blanco fundamenta un relato en el cual se cruza un agente del FBI tan avispado como atribulado.

Pensada para todos los públicos, 'Alerta roja' no inventa el cine de entretenimiento, pero se lo toma en serio, con profesionalidad y desparpajo, situándose por encima de la media en un género, la comedia de acción, pisoteado por las majors. Johnson ya ha demostrado su entrañable vis cómica a lo largo de su filmografía -siempre es un placer verle en pantalla grande cuando exhibe su sonrisa de granito-, con la reciente 'Jungle Cruise' como ejemplo de su valía. Juntarle con Reynolds, otro animal versátil frente a la cámara -el rey de la función en 'Free Guy' y 'Deadpool'-, es una apuesta segura, mientras Gadot corona el triángulo con carisma e inteligencia, haciendo sombra a sus compañeros gracias a un rol que le va como anillo al dedo.

Dwayne Johnson, Ryan Reynolds y Gal Gadot en 'Alerta roja'.

Rawson Marshall Thurber firma el guión y la dirección de un cóctel de referencias donde cabe su propia trayectoria, con títulos como 'Un espía y medio', 'El rascacielos' o 'Somos los Miller'. La batidora de taquillazos es evidente, tendencia en el grueso del cine mainstream de actualidad que, como viene, se va. Hay tanto movimiento en pantalla, la montaña rusa de situaciones y enredos es tal, con barra libre de giros argumentales, que el espectáculo es tan disfrutable como olvidable al pasar por delante de nuestros ojos lo créditos finales. La posibilidad de una secuela está más que abierta, por supuesto.