Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este viernes 19 de abril
La actriz Asunción Balaguer en su domicilio de Alpedrete (Madrid). José Ramón Ladra

Adiós a Asunción Balaguer, actriz a la sombra de un gigante infiel

La viuda de Paco Rabal y decana de los actores españoles, que se subió a los escenarios por primera vez en la Guerra Civil y relanzó su carrera al enviudar, fallece a los 94 años

Sábado, 23 de noviembre 2019

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Vivió a la sombra de un titán de la interpretación y por él renunció a una carrera que, pese a todo, se extendió durante más de medio siglo. Asunción Balaguer Golobart (Manresa, 1925) celebró su 94 cumpleaños el pasado 8 de noviembre. Esposa fiel de un marido infiel, Paco Rabal, la actriz fue ingresada tras sufrir un ictus en su domicilio de Alpedrete, en la sierra madrileña, donde vivía desde los años 80. Ha fallecido en la madrugada de este sábado en el Hospital de la Fuentefría, en Cercedilla, a consecuencia de un fallo multiorgánico, según informa la Fundación Aisge. El velatorio tendrá lugar en el tanatorio de Collado Villalba y después su cuerpo será incinerado. Sus hijos, la actriz Teresa Rabal y el director Benito Rabal, trasladarán sus cenizas a Águilas (Murcia), donde están depositadas las de Paco Rabal.

Asunción Balaguer se subió por primera vez a los escenarios a los 13 años, en plena Guerra Civil, y era la decana de los actores españoles. Fue la menor de seis hermanos en una familia de la burguesía catalana maltrecha por la contienda, el padre médico, la madre empresaria textil. Asunción comenzó a estudiar Filosofía y Letras, pero lo dejó por el teatro aunque en su círculo ser actriz era como ser prostituta. Cuando se enamoró y se casó con Paco Rabal a los 25 años, ella era la actriz principal de la compañía de José Tamayo y él escalaba puestos en los escenarios tras un breve periodo en el cine. Ya había nacido Teresa y en casa vivía media familia de Paco, así que cuando el cine internacional reclama al actor, Balaguer renuncia a las giras y se queda en el hogar para cuidar de los suyos y esperar el regreso de su adúltero marido.

«De joven era un poco tontita o ingenua. He sido más feliz de mayor. Yo no me gustaba, me creía fea, me creía tonta... Ahora me acepto y estoy agradecida a la vida», reconocía la actriz en EL CORREO hace cinco años, cuando se subió de nuevo a los escenarios para representar 'La vida robada'. En aquella entrevista contaba que no quería pasar de los noventa e insistía que nunca le había dado demasiada importancia a la infidelidad: «Yo de las cosas importantes no me enteré hasta que habían pasado. De lo superficial, de una noche, sí. Paco siempre decía: 'Yo salto el fuego pero no me quemo'. No me dio un ataque, pero sufrí mucho. Lo que pasa es que luego venía como un niño que había hecho una travesura diciendo: 'Ay, qué ganas de llegar a casa. ¿Me haces una sopita?'. Y yo se la hacía. Me alegraba tanto verle llegar…».

Asunción Balaguer junto a su marido Paco Rabal en 2000, cuando el actor obtuvo el Goya por 'Goya en Burdeos'. En la ceremonia de los Goya de 2015 y en una manifestación en 2009 a favor del pueblo palestino junto a Hugo Silva y Aitana Sánchez Gijón.
Imagen principal - Asunción Balaguer junto a su marido Paco Rabal en 2000, cuando el actor obtuvo el Goya por 'Goya en Burdeos'. En la ceremonia de los Goya de 2015 y en una manifestación en 2009 a favor del pueblo palestino junto a Hugo Silva y Aitana Sánchez Gijón.
Imagen secundaria 1 - Asunción Balaguer junto a su marido Paco Rabal en 2000, cuando el actor obtuvo el Goya por 'Goya en Burdeos'. En la ceremonia de los Goya de 2015 y en una manifestación en 2009 a favor del pueblo palestino junto a Hugo Silva y Aitana Sánchez Gijón.
Imagen secundaria 2 - Asunción Balaguer junto a su marido Paco Rabal en 2000, cuando el actor obtuvo el Goya por 'Goya en Burdeos'. En la ceremonia de los Goya de 2015 y en una manifestación en 2009 a favor del pueblo palestino junto a Hugo Silva y Aitana Sánchez Gijón.

Su filmografía supera el centenar de títulos entre películas y series. Debutó delante de una cámara en 1952 en 'Perseguidos', se curtió en los míticos 'Estudio 1' y trabajó con cierta regularidad en los 80 en películas como 'La hora bruja' y 'Lulú de noche' y series como 'Gatos en el tejado' y 'Teresa de Jesús'. Cuando enviuda a los 75 años retoma su oficio con renovado brío y se hace indispensable en un sinfín de series: 'Yo, una mujer', 'La casa de los líos', 'Los Serrano', 'Hospital Central', 'Gran Hotel', 'Olmos y Robles', 'La que se avecina'… En 1999 obtuvo el Premio de Interpretación del Festival de Málaga por 'Las huellas borradas' y en 2013 recogió el Max teatral a la mejor actriz de reparto por el musical 'Follies', donde cantaba y bailaba con 88 años.

'El sueño del mono loco', 'El pájaro de la felicidad', 'La niña de tus ojos' y 'Solo mía' también contaron con en su reparto con Asunción Balaguer, que confesaba no tener ningún miedo a la muerte: «Cuando llegamos a cierta edad en el fondo la deseamos, porque nos cansamos de vivir y de sufrir por los demás». Su desaparición llega tras unos años negros para la familia Rabal. Acuciada por las deudas, Teresa había vendido su casa y vivía con su madre en El Recuerdo, el chalet de Alpedrete donde cuelgan obras de arte de Picasso, Alberti, Mingote y Gila que le regalaron a Paco Rabal, personalidades a las que trató y que le reafirmaron en su izquierdismo. El nieto de la actriz, Liberto Rabal, con el que Balaguer compartió el escenario en 'La vida robada', trabaja en el Ikea de la calle Goya.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios