Borrar
Separaciones

Separaciones

A la última ·

Viernes, 12 de noviembre 2021, 23:06

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Las separaciones rara vez son fáciles, pero algunas lo son menos que otras. Por ejemplo, es especialmente complicada la separación entre economía y salud, y por eso Garzón vuelve a estar a la gresca con agricultores y ganaderos a cuenta de un recetario que Consumo ha puesto a disposición de los ciudadanos: saludable sí, pero sin carnes rojas y lleno de productos foráneos que lo alimentan todo salvo a nuestro sector primario. El dictador Lukashenko fomenta otro tipo de separaciones, las políticas; y lo hace con armas en las manos, chantajes en la boca y seres humanos contra la frontera. Pero no necesitamos irnos muy lejos para encontrar otras realidades separadas: aquí, la diferencia entre la subida de la inflación y las posibilidades de consumo de las familias ahoga las expectativas depositadas en la campaña navideña.

Y si las comparaciones son odiosas, las separaciones lo son más. Años después de que sus hermanas Toñi y Encarna protagonizasen una de las rupturas artísticas más sonadas de nuestra historia musical, les ha llegado el turno a los otros Salazar, los Chunguitos, quienes acaban de anunciar que continuarán con sus respectivas carreras en solitario. Juan y José, como tantos otros antes, han decidido dejar de decirse el uno al otro «me quedo contigo», pero esta historia sólo es una manifestación más de algo tan antiguo como el ser humano: los finales. Ya nos lo advertía la ley de Coulomb, aquella letanía que recitábamos en clase de física: para calcular la atracción entre dos cargas, la distancia entre ellas —el divisor— se eleva al cuadrado. O, dicho de otra manera, cuando se trata de elegir si estar juntos o separados importan más las circunstancias que los sujetos.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios