Cuentos chinos

Una lucha real

09/03/2018

Pasó el 8 de marzo y lo hizo de manera arrolladora, con protestas masivas en todos los rincones del país que visibilizan un problema enquistado, pero en vías de solución. La igualdad ha tomado la calle y no de manera efímera, lo ha hecho con ganas de quedarse para siempre porque este año sí que se ha transmitido la sensación de que hay una conciencia global sobre el problema.

Pero la lucha no debe de quedar ahí, en una protesta, en un selfie o en una publicación en redes sociales. Ante este problema no cabe el postureo del #8Marzo y el #DíaDeLaMujer, tendencias mundiales en el universo digital. Este movimiento reivindicativo tiene que propagarse como un antivirus que acabe con las injusticias de género. Con aquellos que se sienten superiores por el simple hecho de tener un bulto entre las piernas y los empresarios que consideran que una mujer tiene que cobrar menos que un macho. La lucha se debe de extender al poder ejecutivo y legislativo, con medidas reales y contundentes que condenen estos actos ya de color blanco y negro y olor a naftalina.

«La lucha no debe de quedar ahí, en una protesta, un ‘selfie’ o en una publicación en redes».ss

Ahora es cuando nuestros dirigentes tienen que dar un paso al frente de una vez por todas y demostrar que este 8 de marzo no ha sido para salir en la foto. Y sobre todo, hay que despreciar la politización de esta protesta como han querido hacer algunas formaciones, una de ellas el PP. Como ejemplo me sirve el desafortunado comentario de la senadora Pepa Luzardo que dijo que las mujeres en huelga «tendrán tiempo libre para irse a la peluquería, pero yo creo que eso no va a servir para nada y a mi me parece que lo que tiene que hacer el Gobierno es trabajar». Lo que no sirve de nada sino para retratarse es hacer comentarios de ese estilo, vecina de Vegueta alta... Hasta la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, consideró «desafortunadas» sus palabras.

Pero en el otro sentido, hay que huir del fanatismo y me adhiero al comentario realizado por la cantante Bebe que dijo que «se está sacando un poco de madre el significado real de lo que es el feminismo, parece que está mal casi nacer hombre y estamos enfrentándonos ellos», dijo a la vez que añadió que «tenemos que tener cuidado porque estamos últimamente muy violentos, nos quejamos de una violencia machista y de repente hay muchas feministas que también usan la violencia».

Hay que erradicar la violencia, pero con medidas y leyes, no con más violencia.