Tres apuntes para abrir la semana

En Canarias deseamos recuperar con urgencia el turismo británico

Francisco Suárez Álamo
FRANCISCO SUÁREZ ÁLAMO Las Palmas de Gran Canaria

El turismo británico. El periódico 'The Sunday Times' llevaba ayer a su portada una foto de la playa de Bournemouth, en la costa inglesa, abarrotada de bañistas. Como esas imágenes que veíamos de alguna playa china sin apenas un centímetro cuadrado de mar libre de bañistas. Lo cierto es que los británicos están volviendo a sus playas a la espera de poder viajar de nuevo en masa al extranjero. Y hoy es el día señalado para el fin de las restricciones, una decisión que llega acompañada de insistentes mensajes pidiendo prudencia, pero ya se sabe lo que pasa cuando, tras más de un año de limitaciones, se lanza el mensaje de que ya podemos volver 'a lo de antes'. En Canarias, como en otros destinos turísticos, estamos deseando que esos británicos que se relajan en sus playas puedan venir aquí. Pero no está de más recordar que hay otros destinos que a las primeras de cambio tuvieron que cerrar por el alza de contagios. No hay más que preguntar a los portugueses... Es verdad que la tasa de vacunación en el Reino Unido está por encima de la media europea, pero las prisas no son buena consejera. Y en materia de salud cuando hay una pandemia por medio, son la peor de los consejeras.

Emergencia climática. Aquí lo vivimos hace dos años con un incendio de dimensiones y expansión no vista con anterioridad y en Alemania y Bélgica acaban de asistir a unas inundaciones que no recuerdan ni los más viejos del lugar. No es que el tiempo esté cambiando, sino que sufre las consecuencias del cambio climático, convertido ya en crisis en toda regla. En Alemania hasta la conservadora Angela Merkel lo tiene muy claro y el Gobierno se ha puesto manos a la obra para tomar medidas que ayuden a detener el daño al medio ambiente. Unido a eso, el urbanismo debería reflexionar sobre los modelos de crecimiento y la exigencia de contar con previsiones en caso de circunstancias meteorológicas adversas, y especialmente acusadas, como ha sido el caso. Y como seguirá siendo, nos guste o no.

El Cabildo y la oposición. El presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, hizo balance de los dos años de mandato en la entrevista publicada ayer en este periódico. Al ser preguntado por la oposición, hizo una notable diferencia entre el PP y el resto de partido. Lo cierto es que hasta en un sector de los populares hay una sensación de que su rechazo continuo al consenso y el diálogo ni contribuye al desarrollo de la isla ni es rentable en términos electorales. Ellos sabrán.