Borrar
Frontex y Mar Rojo

Frontex y Mar Rojo

La negativa de España a participar en la misión conjunta propuesta por la Unión Europea y que apoyan el resto de países europeos para proteger el paso de los buques por el canal de Suez podría haber forzado la suspensión del Frontex

Silvia Fernández

Las Palmas de Gran Canaria

Jueves, 25 de enero 2024, 22:59

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La crisis del Mar Rojo y el rechazo del Gobierno de España a participar en las misiones internacionales propuesta por Estados Unidos y la Unión Europea tiene mayores consecuencias de lo que parece a priori.

La negativa a ir en la operación americana generó indignación en la Casa Blanca pero no fue a mayores. Otra cosa ha sido el rechazo de España a involucarse en una misión con la Unión Europea en la zona, desviando recursos de la operación Atalanta, contra la piratería en el Índico, para atajar los ataques de los hutíes a los buques internacionales y permitir el tráfico marítimo por el Canal de Suez. Aunque el presidente del Gobierno ha barajado la posibilidad de enviar oficiales de enlace a la operación la no participación de España no se entiende por el resto de los países europeos, conscientes de las consecuencias que este conflicto va a generar a la economía y los ciudadanos europeos, con el encarecimiento de los fletes y de la mercancia, o sea, de la cesta de la compra.

El enfado de Europa con España ya ha tenido su primer efecto: la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas (Frontex) ha decidido suspender sus operaciones en España, en concreto en el Mediterráneo y Canarias, donde ayudan en el control de la inmigración. Hace diez días alguien me comentó: si España no entra en la operación europea en el Mar Rojo el Frontex se marcha y así ha sido.

El ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, achacó ayer la suspensión del Frontex a cuestiones técnicas vinculadas a las nuevas normas de protección de datos pero detrás podría haber en realidad un enfado de Europa por el 'no' de España a entrar en la misión del Mar Rojo.

El trabajo del Frontex en Canarias es algo «opaco». Nadie sabe muy bien su papel real y como dicen algunos de los que intervienen en los rescates de inmigrantes, aunque tienen un avión y un barco, así como personal no acuden siempre a la llegada de un cayuco a puerto. «Se sabe que están pero no se sabe muy bien qué hacen», indican. En cualquier caso, como apuntaba ayer el presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, es una mala noticia la suspensión porque supone que Europa deja las fronteras de las islas sin esta herramienta. Es como un abandono a su suerte.

Sánchez es rehén de aquellos que le dieron la investidura y los españoles las víctimas de sus decisiones.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios