El show debe continuar

«Lo envuelven todo en un papel celofán precioso que deja al político de turno con la boca abierta. Pero la realidad es muy cruda»

Rafael Falcón
RAFAEL FALCÓN

Primera edición del maratón en Maspalomas y undécima Gran Canaria Maratón. Sí, la undécima, porque lo vivido ayer es más de lo mismo. La prueba del algodón, como habíamos anunciado a lo largo de la semana, no engaña y de los 1.000 atletas que iban a correr el maratón se quedaron en 700 -676 finisher-; mientras que de los 2.000 corredores que había anunciado la organización -Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana, DG Eventos e IID- solo corrieron 1.280. Son unos genios inflando listas de inscritos. La táctica en Maspalomas fue darle doble dorsal a la misma persona, pero siguen sin aprender.

Lo envuelven todo en un papel celofán precioso que deja al político de turno, que no tiene ni idea de este deporte, con la boca abierta. Pero la realidad es muy cruda. Con casi 400.000 euros de subvención pública, la entrega de dorsales y la Expo se realizó en cuatro casetas junto al Faro, mientras que los niños no tuvieron ni cronometraje oficial. Mientras el PSOE de Canarias celebraba su Congreso, el socialista Francisco Castellano corría el 10K como si se tratase de una estrella de Hollywood, perfectamente equipado con una vestimenta personalizada y defendiendo el escudo en su pecho de Gran Canaria Isla Europea del Deporte. Con entrenador personal filmando sus pasos con una GoPro y una moto junto a él, con ánimo y aliento desde la misma, como si fuese un atleta de élite. El socialismo ayer vivió un día importante en el Congreso, pero las noticias que llegaron al Gran Canaria Arena desde Maspalomas, con el show de Castellano, dejó a más de uno con la boca abierta.

Por cierto, qué beneficio tendrá el deporte de San Bartolomé de Tirajana de este evento. ¿O el rédito será para unos pocos? Es hora de conocer el presupuesto con exactitud, porque el horno no está para bollos. El sábado estuve en el pabellón de San Fernando y me dio vergüenza ajena, con el techo lleno de telarañas, oxidado y la entrada llena de excrementos de palomas. Pero ya tienen maratón, perdón Marathon que es internacional. The show must go on.