Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este lunes 22 de julio
Opinión

Un ecosistema informativo más humano

Con motivo del Día Mundial de la Libertad de Prensa, Guterres dejó un mensaje contundente: «Sin libertad de prensa, no tendremos libertad»

Salvador García Llanos

Las Palmas de Gran Canaria

Martes, 2 de julio 2024, 23:06

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Ha sido el mismísimo Antonio Guterres, secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), el que ha explicado el alcance de los «principios esenciales para la integridad de la información», orientados a combatir la desinformación en internet.

Se trata de un breve conjunto de directrices con las que se pretende «fomentar un ecosistema informativo más humano». Tales directrices se centrarían en las siguientes cinco áreas.

-Confianza y resiliencia de la sociedad.

-Medios de comunicación independientes, libres y plurales.

-Transparencia e investigación.

-Incentivos saludables, y

-Capacitación del público.

Es significativo que sea Guterres el que se moje y quien destaque la necesidad urgente de que se establezcan principios básicos para que los derechos humanos, como la libertad de expresión y opinión, sean respetados. El secretario de la ONU recordó en una reciente declaración pública que «ninguna sociedad puede ser libre y justa sin periodistas capaces de investigar las transgresiones, proporcionar información a los ciudadanos, hacer que los gobernantes rindan cuentas y digan la verdad al poder, y por ello la prensa libre es esencial para el desarrollo sostenible y los derechos humanos». Con motivo del Día Mundial de la Libertad de Prensa, el pasado mes de mayo, Guterres dejó un mensaje contundente: «Sin libertad de prensa, no tendremos libertad». Ya hemos escrito que la información errónea, la desinformación, los discursos de odio y otros riesgos para el ecosistema de la información están alimentando conflictos, amenazando la democracia y los derechos humanos y socavando la salud pública y la acción por el clima. Su proliferación se ve ahora potenciada por el rápido auge de las tecnologías de Inteligencia Artificial (IA), de fácil acceso, lo que aumenta la amenaza sobre algunos grupos que a menudo son objeto de ataques en los espacios de información, incluidos los niños y las niñas.

«Los Principios Universales de las Naciones Unidas para la Integridad de la Información tienen como objetivo empoderar a las personas para que exijan sus derechos», insistió el Secretario General. «En un momento en el que miles de millones de personas están expuestas a falsas narrativas, distorsiones y mentiras, estos principios marcan un claro camino a seguir, firmemente arraigado en los derechos humanos, incluido el derecho a la libertad de expresión y opinión». Las propias misiones, operaciones y prioridades de las Naciones Unidas se ven comprometidas por la erosión de la integridad de la información, incluidas las vitales operaciones de mantenimiento de la paz y los esfuerzos humanitarios. En una encuesta global realizada al personal de la ONU, el 80 % de las personas encuestadas afirmó que la información perjudicial las pone en peligro a ellas y a las comunidades a las que sirven.

El documento dado a conocer por la ONU se resume de la siguiente manera que, dado su interés, reproducimos:

Los gobiernos, las empresas tecnológicas, los anunciantes, los medios de comunicación y otras partes interesadas deben abstenerse de utilizar, apoyar o amplificar la desinformación y la incitación al odio con cualquier fin. Los gobiernos deben facilitar el acceso oportuno a la información, garantizar un panorama mediático libre, viable, independiente y plural, así como garantizar una sólida protección para periodistas, investigadores y sociedad civil. Las empresas tecnológicas deben garantizar la seguridad y la privacidad desde el diseño en todos sus productos, junto con una aplicación coherente de las políticas y los recursos en todos los países e idiomas, con especial atención a las necesidades de los grupos que a menudo son objeto de ataques en línea. Deben mejorar la respuesta y tomar medidas para apoyar la integridad de la información durante las elecciones.

Todas las partes implicadas en el desarrollo de tecnologías de Inteligencia Artificial (IA) deben tomar medidas urgentes, inmediatas, inclusivas y transparentes para garantizar que todas las aplicaciones de IA se diseñen, implementen y utilicen de forma segura, responsable y ética, y que respeten los derechos humanos. Las empresas tecnológicas deben desarrollar modelos de negocio que no dependan de la publicidad programática y que no prioricen el compromiso por encima de los derechos humanos, la privacidad y la seguridad, permitiendo a las y los usuarios una mayor capacidad de elección y control sobre su experiencia en línea y sus datos personales.

Los anunciantes deben exigir transparencia en los procesos de publicidad digital del sector tecnológico para ayudar a garantizar que los presupuestos publicitarios no financien inadvertidamente la desinformación o el odio ni socaven los derechos humanos. Las empresas tecnológicas y los desarrolladores de Inteligencia Artificial deben garantizar una transparencia significativa y permitir a investigadores y académicos el acceso a los datos respetando la privacidad de usuarios; encargar auditorías independientes disponibles públicamente y codesarrollar marcos de responsabilidad para la industria. Los gobiernos, las empresas tecnológicas, los desarrolladores de IA y los anunciantes deberían tomar medidas especiales para proteger y empoderar a las infancias, y los gobiernos deben proporcionar recursos a los padres, tutores y educadores. Antonio Guterres, sobre este importante asunto, concluyó con un mensaje de ánimo: «La ONU escucha sus peticiones de orientación y apoyo. No se desanimen: alcen la voz. Exijan responsabilidad, exijan opciones, exijan control. Ustedes son la mayoría.

Y ésta es una lucha que podemos ganar juntos».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios