Borrar
Efe
DENC 2024: a peor la mejoría
Tribuna libre

DENC 2024: a peor la mejoría

«El Debate celebrado esta semana mostró las líneas de actuación del nuevo Ejecutivo conservador, sus prioridades y su manera de afrontarlas»

Román Rodríguez

Presidente de Nueva Canarias-Bloque Canarista (NC-BC)

Sábado, 16 de marzo 2024, 23:22

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El debate sobre el Estado de la Nacionalidad Canaria (DENC) debe servir para analizar con rigor cómo se encuentra nuestra Comunidad en los más diversos ámbitos. Para profundizar en los avances experimentados en el último período y, asimismo, en los problemas pendientes que se hace preciso abordar de manera más urgente para que su gente viva mejor, para que haya más y mejor empleo, para que su economía sea cada vez más sostenible y se proteja adecuadamente su privilegiada Naturaleza. Poniendo sobre la mesa qué soluciones ofrece el Gobierno. Y qué alternativas plantea la oposición.

Al Ejecutivo anterior, el del Pacto de Progreso, le tocó afrontar la más grave de las pandemias, un cierre turístico, un volcán, la caída de uno de los principales operadores turísticos y una crisis inflacionista sin precedentes a consecuencia de la guerra de Ucrania. Y, pese a todo ello, dejó al Gobierno conservador de CC y PP una Canarias en la que en junio de 2023 se recuperaron los niveles del PIB prepandemia; además de los mejores datos históricos de empleo y de ingresos turísticos, así como de un excelente saneamiento de la situación económica y financiera de la comunidad.

El Debate celebrado esta semana mostró las líneas de actuación del nuevo Ejecutivo conservador, sus prioridades y su manera de afrontarlas. La intervención del presidente del Gobierno de Canarias tuvo muy poco que ver con la realidad de quienes ese mismo día, como casi todos los días, se encontraron atascados en la TF5, padeciendo un auténtico calvario para poder llegar a su centro de trabajo. De los que comienzan a sufrir las consecuencias de la crisis hídrica que puede incrementarse en los próximos meses. De quienes, profesionales y ciudadanos, ven como no avanza nuestra situación en la dependencia.

Su intervención tampoco se parece mucho a las circunstancias que viven los hombres y mujeres de las Islas que cada vez ven más difícil la posibilidad de acceder a una vivienda digna o de quienes son desahuciados de ellas. Por cierto, no hubo ni una palabra del presidente sobre este tema en el mismo momento en que 90 familias se quedaban sin techo en Arona; y no, no es el modo canario de solidaridad. Como tampoco la hubo sobre la inflación, en la que las únicas medidas vigentes y de impacto son las que puso en marcha el Ejecutivo anterior.

Discursos frente a la realidad

Los discursos lo aguantan casi todo. Aunque se parezcan bien poco a la realidad, a los hechos, a las acciones políticas encaminadas a reconducir la situación de Canarias, a superar sus déficits y acercarnos a los parámetros medios estatales o europeos en empleo, servicios públicos, vivienda o acceso a la cultura.

Realizan una loa a la relevancia de la cultura los mismos partidos, CC y PP, que hace apenas tres meses, en los Presupuestos de la Comunidad Canaria para 2024, recortaban significativamente sus partidas. Tomando, por tanto, decisiones justo en la línea contraria a lo que señala la ley del Sistema Público de Cultura de Canarias aprobada en el Parlamento por unanimidad en marzo del pasado año.

Nos hablan de la imprescindible mejora del sistema educativo canario, quienes se empeñan en incumplir con la Ley Canaria de Educación de 2014, que obliga a que esta disponga de una financiación de, al menos, el 5% del PIB canario.

Si en la anterior legislatura el Gobierno de Progreso se acercó a ese objetivo, alcanzando el 4,63% en las cuentas públicas para 2023, ahora se retrocede al 4,20%, cuatro décimas menos, y se aleja, por tanto, del 5%; cuando hay tareas muy relevantes que afrontar, que van desde la extensión de la educación infantil 0-3 años a la imprescindible modernización de la Formación Profesional, pasando por la renovación y mejora de las infraestructuras de los centros escolares.

Hacen referencia desde el Ejecutivo conservador a la plena igualdad entre mujeres y hombres, al mismo tiempo que disminuyen en los Presupuestos las partidas destinadas a la lucha contra la violencia machista, circunstancia que solo se produce en las comunidades autónomas que dirige el PP con la extrema derecha, y en las que Vox logra imponer su agenda negacionista de la violencia de género, su profundo antifeminismo.

Como incumplen, igualmente, con la Ley de Servicios Sociales, que establece que las partidas presupuestarias en esta área deben crecer anualmente 55 millones como mínimo, quedándose muy por detrás de esa cifra al aumentar sólo 33 millones de euros en los Presupuestos. Y lo hacen, asimismo, respecto al Pacto por la Ciencia y la Innovación, al no recoger las cantidades comprometidas en este. Recortando, también, al sector primario. Y reduciendo, asimismo, en las políticas de cooperación al desarrollo.

Desarrollismo

Plantean los problemas de las crisis energéticas o hídricas, de los graves problemas de movilidad, al tiempo que apuestan por el desarrollismo, tanto en el decreto sobre vivienda como en sus elogios a la Ley del suelo; y con expresiones prácticas en la Tejita, Cuna del Alma, El Mojón o el empeño en extender los campos de golf. Lo que nos llevará a más problemas energéticos, hídricos, de tratamiento de residuos, de vivienda, de dimensión de los servicios públicos, de colapsos en las carreteras…

Se empeñan en potenciar un modelo de desarrollo desequilibrado y nada autocentrado que lleva a un crecimiento demográfico muy superior al del conjunto del Estado español; y que, lejos de revertir en el bienestar común, hace que hoy estemos situados 20 puntos por debajo de la media estatal con relación al PIB per cápita, cuando a comienzos de siglo nos encontrábamos a apenas tres puntos.

Muy vinculado con el modelo de desarrollo, desde Nueva Canarias-Bloque Canarista insistimos en la necesidad de impulsar un gran Acuerdo Canario por un Turismo Sostenible, que defina las líneas maestras del desarrollo del sector en las próximas décadas.

Un Acuerdo que cuente con el aval del Gobierno de Canarias, de los grupos parlamentarios, de las corporaciones insulares y locales y de los empresarios y sindicatos, así como de las universidades canarias.

Y en el que proponemos incorporar una tasa turística de carácter finalista. Un Acuerdo que debe abordar aspectos como la ocupación territorial, la renovación de la planta alojativa obsoleta; la actualización y mejora de las ciudades turísticas; la diversificación y la cualificación de la oferta; o la imprescindible formación permanente del personal.

En el DENC, nuestro portavoz, Luis Campos, explicó las posiciones de NC-bc sobre todos esos temas que afectan al presente y al futuro de nuestra tierra, desde un planteamiento tan crítico como constructivo.

Y, asimismo, destacó las coincidencias que se habían producido con el Gobierno en asuntos como la respuesta a los fenómenos migratorios (y la exigencia de una adecuada distribución de los menores no acompañados entre el conjunto de las comunidades), así como la defensa del REF y de nuestra condición de región ultraperiférica de la Unión Europea. También respecto a la flexibilización de la regla de gasto y en torno a la condonación de la deuda de la comunidad.

Esta tierra arrastra suficientes y graves problemas: elevada pobreza, creciente desigualdad, bajos niveles de formación, difícil acceso a una vivienda, retroceso en la aplicación de la ley de la dependencia, acentuado desarrollismo que pone en serio peligro al territorio y al medioambiente… Con las propuestas del Gobierno canario expuestas en el DENC, lejos de resolverse estos problemas, se continuará ahondando en políticas que los perpetuarán y agravarán sin remedio. Lo dejaron claro desde el minuto uno de la legislatura, rebajando los impuestos a los más ricos.

Por nuestra parte, seguiremos ejerciendo en el Parlamento de Canarias una oposición rigurosa y constructiva. Exponiendo y defendiendo las alternativas del canarismo de progreso tendentes a una fiscalidad más justa y a una mejor distribución de la riqueza; a un desarrollo modulado, autocentrado y sostenible que no deteriore al territorio, al medio y a la convivencia; a unos servicios públicos de calidad, bien financiados y mejor gestionados; a un mayor autogobierno con una gobernanza al servicio de los intereses de la mayoría. Comprometidos de manera permanente con la nacionalidad canaria. Convencidos de que el 'modo canario' no puede ser, como pretende con sus políticas el Gobierno conservador de CC y PP, condenarnos a más desigualdad, más desarrollismo y más pérdida de identidad como pueblo.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios