Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este viernes 19 de abril

El nuevo 'amigo' Koldo

Mi punto de vista ·

«El asesor de Ábalos está provocando un movimiento sísmico. ¿Quién será el siguiente?»

Martes, 5 de marzo 2024, 22:56

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Koldo ha llegado a nuestras vidas. El asesor de Ábalos se ha convertido en un personaje de lo más popular y su caso está provocando un movimiento sísmico inesperado. En plena pandemia y alarma sanitaria, pensar que alguien ha podido sacar tajada produce una enorme repulsa. La política sigue siendo denostada por la sociedad. Ahora Koldo tiene el protagonismo y muchos cimientos caerán, tiempo al tiempo, pero cuando pase esta marea, no lo duden, llegará otra.

Cuando llega un escándalo, la oposición tiene que sacar rédito como pueda, consciente de que el mundo gira y que en cualquier momento le puede llegar a ellos esa espada de Damocles. Estas situaciones que se repiten y se repiten, y que muchos ya dan por habituales dentro de la política, deben provocar una profunda reflexión. El político va a lo suyo, pero cuando asume un cargo y de repente se rodea de unos privilegios insospechados -coche oficial, viajes, etc- se vuelve majara.

Siempre se habla de lo denostado que está la política en la sociedad, algo que provoca que muchos profesionales no tengan ningún interés en meterse en ese mundo, pero las reglas del juego siguen siendo las mismas. Para llenar listas se echa mano de afiliados y si no se llenan los cupos se confía en amistades o allegados. Lo de las ideologías ya produce risa, porque salvo casos aislados, ya uno cuando está en el poder no se sabe si es de derecha o de izquierda, porque el fin sigue siendo el mismo. Pensar en ellos mismos.

Koldo vuelve a provocar un hastío generalizado que no tiene fin. Dentro de la política hay muchos políticos que tienen claro su función, pero el saco se ha llenado de mucha gente que eso de ser político es su único oficio y ahí se genera un grave problema que nadie aniquila porque no interesa. Estamos en tiempos revueltos, animados para unos y de nervios para otros. Como cada vez que se produce un tsunami de este tipo, varios se quedarán por el camino. Ahí llegará una melancolía dentro de la organización, con mensajes de apoyo en la sombra al damnificado, pero al final solo pensarán en ellos y en mantener su cargo. Ese es el fin.

A nivel particular me rebelo ante esta situación constante de personas que ponen en juego el importante papel que la política debe tener en nuestra sociedad. Esto no debe ser parte del juego, ni mucho menos. Pero no se preocupen que cuando pase Koldo llegarán otros. Un consejo: déjense de tantos cargos y tantas subvenciones, y dedíquense a gestionar los verdaderos problemas de la ciudadanía.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios