Borrar
Directo Skorupski frena las embestidas de Francia
Opinión

Una isla de Primera

Mi punto de vista ·

«Que la Unión Deportiva Las Palmas siga en la máxima categoría del fútbol español debe ser valorado en su justa medida»

Martes, 21 de mayo 2024, 23:11

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La permanencia un año más de la Unión Deportiva Las Palmas en Primera División me ha invitado a la reflexión ante voces críticas que han surgido por la manera de haberlo conseguido. En primer lugar hay que decir que el equipo ha logrado el objetivo y que la próxima temporada los amantes del fútbol disfrutarán en el Estadio de Gran Canaria de la presencia de Real Madrid, FC Barcelona, Atlético de Madrid, Athletic de Bilbao, Sevilla, Betis, etc. El equipo que entrena García Pimienta comenzó la temporada sorprendiendo a todos. Al inicio de la campaña todos apostaban por el sufrimiento, pero el buen hacer del equipo y un juego que sorprendía a los rivales derivó en una primera vuelta de ensueño.

Llegó el 10 de febrero y la UD derrotó 2-0 al Valencia, con goles de Álex Suárez y Marc Cardona, en Siete Palmas. Ahí se soñó con Europa y las plazas de descenso estaban a un abismo. Ese fue un punto de inflexión. Ya todos, entre los que me incluyo, pensamos que la permanencia estaba asegurada y que la UD aún podría seguir siendo revelación en su vuelta a Primera, pero la realidad fue otra. Siete días empezó la nueva realidad. Se viajó a Madrid para medirse al Atlético en el Metropolitano. El equipo del Cholo le metió una manita a los amarillos, en el inicio de una racha negativa inesperada.

Tras ocho derrotas seguidas, la UD le vio las orejas al lobo, pero se volvió a enchufar y contra el Betis se demostró que había mimbres para no caer en el pozo, circunstancia que se rubricó en el Ramón de Carranza. La UD este año ha hecho historia, ya que es el único equipo que en Primera División ha cosechado ocho derrotas consecutivas y no ha bajado.

Esta permanencia debe valorarse. El fútbol es una caja de sorpresas y si no que le pregunten a la UD este año, pero seguir en Primera tiene mucho mérito. ¿Quién no firmaría seguir años y años en Primera salvándose en la penúltima jornada? Hoy en Granada, Almería o Cádiz lloran perder ese privilegio, por lo que la UD debe celebrar esta salvación como se merece.

Esta mala racha le debe servir al equipo como experiencia de futuro para seguir cimentando los pilares para asentarse en LaLiga. Poder seguir disfrutando de la presencia de los Bellingham, Vinicius, Pedri, Isco, Griezmann o la estelar llegada de Mbappé al Estadio de Gran Canaria bien merece un reconocimiento.

Gran Canaria es una isla de Primera. Esto aporta un prestigio que beneficia a muchos sectores. El camino no fue fácil, pero el objetivo se logró. Enhorabuena.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios