Borrar
Opinión

De la acción a la reacción

Mi punto de vista ·

«El IMD arreglará el pabellón Jesús Telo de La Isleta, el de las goteras, pero aún hay mucho por hacer»

Martes, 7 de mayo 2024, 23:02

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Reaccionar ante un problema que se hace público es loable. El pasado 9 de abril titulé una información de la siguiente manera: «Se suspenden partidos de fútbol sala por charcos en un pabellón cubierto». La noticia no es antigua, aunque a algunos les pueda suponer un disparate, y es que las lluvias que cayeron en Las Palmas de Gran Canaria en la mañana del sábado 6 de abril provocaron que los partidos de fútbol sala que se tenían que disputar en el pabellón municipal Jesús Telo de La Isleta se suspendiesen o aplazasen.

En la misma publicación advertí que un muro del pabellón Félix Santana de Escaleritas, antiguo Obispo Frías, estaba en unas condiciones lamentables. Pues bien, el Instituto Municipal de Deportes del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha tomado cartas en el asunto. El muro del Félix Santana se ha adecentado, mientras que ayer Carla Campoamor, concejala de Deportes del consistorio capitalino, anunció en la comisión de Pleno que se ha abierto el proceso de licitación para el acondicionamiento de la cubierta y del pavimento interior del pabellón Jesús Telo de La Isleta por 635.287 euros.

Mucho se habla de la élite y los habituales de esta columna son conscientes de mi particular lucha por el abandono que sufre la base. En cuanto a infraestructuras se debe apostar firmemente por un plan general de reformas de muchísimas instalaciones deportivas que sufren un deterioro notable en la mayoría de municipios de la isla. El IMD ha reaccionado, pero queda mucho por hacer y los ejemplos son muchos.

Solo voy a poner uno más. Pásense por el pabellón de El Batán. La cortina divisoria, que es clave para separar canchas y para que la instalación tenga más practicantes, está rota desde hace muchísimo tiempo. Ahí sigue tirada en la instalación. Hace poco, en El Batán se jugó un campeonato de Canarias infantil y la cancha se tuvo que dividir con una red de unos dos metros de alto, que en algunas ocasiones provocó que algún que otro balón se colase en la cancha anexa interrumpiendo el juego.

El inventario de cosas por hacer en cuanto a instalaciones deportivas en Gran Canaria es interminable. Es de justicia reconocer que la reacción llegue ante la crítica, pero los deportistas de todas las disciplinas deportivas merecen las mejores condiciones posibles para poder disfrutar de la actividad física, algo de lo que poco se habla, ya que solo gusta hablar de títulos y de campeonatos.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios