Borrar
Misiles de la antigua Unión Soviética y Estados Unidos, en Teguise. c7
Los dos misiles de Teguise
El triángulo

Los dos misiles de Teguise

«Los proyectiles estuvieron años y años almacenados en el Complejo de Teguise, lugar donde fueron exhibidos, como atracción en el marco de la feria dedicada a la agrotecnología y la ganadería»

Viernes, 5 de mayo 2023, 23:18

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

En el primer fin de semana de mayo de 2022 se mostraron al público los dos misiles llegados a Lanzarote hace más de tres décadas, procedentes de Estados Unidos y de la desaparecida Unión Soviética. Iban a ser los elementos centrales del Monumento a la Paz, teniendo como fundamento la obra 'Ciudadano Max' de Alberto Vázquez Figueroa. Los proyectiles estuvieron años y años almacenados en el Complejo de Teguise, lugar donde fueron exhibidos, como atracción en el marco de la feria dedicada a la agrotecnología y la ganadería.

Hace un año se aseguró que se iba a retomar la propuesta de la escultura, con la inclusión de alguna leyenda explicativa; pareja a la contenida en un cartel junto al 'lance M-251' y el 'scud' que muchos curiosos vimos. En el texto se llegó a concretar una alusión directa al conflicto en Ucrania. Doce meses después, no obstante, poco o nada se ha logrado avanzar al respecto, de manera que me imagino que los desechos armamentísticos seguirán guardados en algún lugar del Complejo, en espera de que alguna mente lúcida decida que va siendo hora de que la chatarra sea tratada como tal.

El Monumento a la Paz, con la concepción original, tuvo que haberse erigido en los tiempos en que se parió la idea, atendiendo al contexto de aquellas fechas, cuando aún estaban candentes los efectos de la Guerra Fría. Tres décadas después son distintos los conflictos bélicos los que nos tienen en vilo. En el comienzo de los 90 muy poco o nada se sabía de lo que ya se estaba padeciendo en Siria, Libia o Sudán; mientras veíamos con horror las imágenes de cadáveres y gentes mutiladas en territorio balcánico y procurábamos que nos quedara muy lejos el genocidio en Ruanda.

Monumento por la Paz, siempre; y muchos. Pero con símbolos propios, junto con gestos y políticas activas en favor de toda la humanidad.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios