Borrar
Una generación de oro

Una generación de oro

Café para todos ·

Viernes, 11 de noviembre 2022

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

En Las Palmas de Gran Canaria hay un nutrido grupo de jóvenes cocineros que se han puesto al mando de sus propios restaurantes y están impulsando a la ciudad como la capital gastronómica de Canarias.

Entre los críticos nacionales y los 'foodies' habituales existe fumata blanca al respecto: hay un interesantísimo movimiento culinario de mucho nivel y con una creatividad muy fresca, sin complejos y sin miedos.

Este grupo, además, mantiene un relación de amistad bastante intensa, por lo que al cerrar las cocinas y apagar las luces del restaurante se suelen reunir en alguna terraza a comentar diferentes anécdotas del día, próximas creaciones, productos o las últimas novedades en la carta de vino.

Ninguno supera los 40 años. Casos como el de Abraham Ortega, de Tabaiba o Iciar Pérez, la jefa de cocina del restaurante Poemas, en el hotel Santa Catalina, apenas rozan los 30.

De Contrabando, Bevir, Anteo, Nakar, Pícaro, Hestia o Muxgo son algunos de los ejemplos que constatan lo que escribe. Grandísimos restaurantes que llenan con una propuesta valiente y con mucha personalidad.

No es de extrañar, pues sus cocineros están formados, han viajado y conocen tendencias y técnicas que aplican a su negocio con total libertad. Es una generación de oro que la ciudad debe aprovechar, pues estoy convencido que las diferentes guías los recompensarán más temprano que tarde, y eso suele acabar, como así lo vemos en Canarias, con estos talentos instalándose en hoteles de lujo que les ofrecen un proyecto irrechazable. Disfrutemos pues de este glorioso momento para la gastronomía local.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios