Borrar

Solo un minuto

Al Sr. Olarte

Seguimos rezando para que el Señor le dé a Usted el descanso eterno en el Reino del Cielo

Francisco Martel

Sacerdote

Domingo, 11 de febrero 2024, 01:21

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Amigos-as, el pasado jueves, a las 7 de la tarde, un buen grupo de personas nos reunimos en la Catedral donde rezamos en la misa presidida por nuestros obispos por D. Lorenzo Olarte, el gran hombre que vivió el famoso 23-F en el Congreso y 30 años después aseguraba que un golpista amigo suyo le pasó una radio para que estuviera informado.

Sí, D. Lorenzo Olarte fue diputado de la UCD por Las Palmas y no olvidamos lo que él dijo en aquel asalto al Congreso: «Se pronunció mi nombre y un guardia civil me indicó que lo acompañara y, cuando salí del hemiciclo, me encontré con un civil golpista, un periodista gallego muy amigo mío, cuyo nombre no digo por respeto. Él estaba con el capitán de navío Camilo Menéndez del Valle».

Allí le explicaron que el Sr. Tejero estaba en la habitación continua, «como un león enjaulado, furioso», y que, si los Geos (cuerpo especial de la policía) entraban para liberar a los diputados, el guardia civil «pasaría por las armas» a los diputados. Según relata, le ofrecieron a D. Lorenzo salir del Congreso y él decía: «Afortunadamente, me negué y que si pasaba algo, yo caería junto a mis compañeros... y si llego a salir no estaría viviendo en España, de la vergüenza que habría sentido y, en vista de que no aceptaba, mi amigo me entregó una radio transistor para que, por lo menos, estuviera informado, pudiendo escuchar también el discurso del Rey». «Mi salida del pleno generó una idea disparatada y pensaron que él me había llamado para negociar con Tejero su salida en un avión, porque yo entonces era el presidente de la compañía aérea Aviaco que después fue absorbida por Iberia en el año 1999».

Amigos lectores-as, les invito a seguir rezando por D. Lorenzo Olarte, el gran defensor de Canarias, pidiéndole al Señor que le dé el descanso eterno a este gran hombre que hizo mucho para que nuestra tierra canaria fuese mirada con buenos ojos por los políticos de entonces.

Estimado D. Lorenzo, seguimos rezando para que el Señor le dé a Ud. el descanso eterno en el Reino del Cielo.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios