Primera plana

El PSOE y las encuestas

29/09/2019

El PSOE ha perdido el factor sorpresa o el viento a favor, llámenlo como prefieran, con el que encaraba la cita con las urnas el 10N. La ofensiva de Pedro Sánchez forzando unos segundos comicios en aras de aumentar en escaños parece que fracasa. El tiempo juega en su contra en forma de retraso, el mismo que perdió Hitler con su invasión a la Unión Soviética en el verano de 1941 con la Operación Barbarroja donde cada semana dilapidada antes de emprender la aventura militar le costó buena parte de la guerra cuanto terció el duro invierno y frenó el avance de la Wehrmarcht. En términos electorales, es lo que viene a constatar tanto el barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) y la encuesta de ABC publicada esta semana: el PSOE gana pero no como Ferraz pretendía, lo hace si acaso estancado o a la baja pero ya no aumenta sus expectativas. Supone un punto de inflexión. El CIS advierte que la intención directa de voto al PSOE ha descendido tres puntos y medio de una tacada. No es un dato menor porque no estamos hablando de la cocina y la inclusión de la estimación de voto sino de una clave arrojada a bocajarro. Mientras el periódico editado en Madrid dice que los socialistas pueden ir olvidándose de dos diputados y del 28,7% de los votos conseguidos el 28A pasaría al 27,2%. De seguir así, la noche electoral del 10N en Ferraz no invita para grandes fiestas.

«Aquí emerge una nueva formación que ha venido para quedarse y que fracciona a la izquierda»

Y esto tan solo acaba de empezar y, por otro lado, está por ver la dimensión sociopolítica final de la irrupción del partido de Íñigo Errejón. Porque Más País le va a morder electoralmente tanto a Podemos como al PSOE, no estamos ante un mero asunto interno entre Pablo Iglesias y Errejón que tienen aún viejas cuentas pendientes por ventilar entre ellos. Aquí emerge una nueva formación que ha venido para quedarse y que fracciona a la izquierda. Y, además, Más País acabará antes o después por implantarse en todo el territorio para afrontar el reto de presentarse a los ayuntamientos y gobiernos de las comunidades autónomas.