Papiroflexia

El ejemplo de Nico

19/04/2018

El Gran Canaria Arena fue el escenario ayer del documental Del Atlas al Sáhara, una aventura protagonizada por Nicolás García Hemme y con el sello de esta casa. Lo que suponía la reproducción de un viaje en forma de documental desde el techo del norte de África hasta las arenas del Sáhara de la mano del alpinista Javier Cruz y con la brillante realización de Borja Suárez, se convirtió un homenaje improvisado a uno de los deportistas más laureados de la historia de las islas a pesar de que la cinta nada tiene que ver con el deporte del que se convirtió en un referente.

La suya siempre fue una historia de superación. Desde los cuatro años ceñido a una exigente disciplina, Nico destacó desde muy temprano y la recompensa en forma de éxitos no tardó en llegar. Quizás se le recordará siempre por ser plata en 2012, pero detrás de tanta disciplina está uno de los expedientes más brillantes de Canarias.

«El estreno de un documental se convirtió en un homenaje improvisado a un deportista brillante»

Pero Nico no es futbolista. Ni siquiera juega al baloncesto a pesar de su porte. Nico es taekwondista. Lo será siempre, porque la gloria pintada de plata le convierte en eterno a pesar de que, quizás sin el reconocimiento y el apoyo que merecía, decidió precipitar el fin de su carrera. Un accidente le hizo replantearse el futuro, pero sobre todo decidió dejarlo en busca de nuevas motivaciones profesionales a los 26 años. No es futbolista, pero su trayectoria deportiva y su formación, que nunca descuidó a pesar de años de largas sesiones en el tatami, le ha llevado a ser paradójicamente responsable de un proyecto internacional de la Liga de Fútbol Profesional. Retirado ya del tatami, la nueva vida de Nico sigue ligada al deporte y con atribuciones de gran importancia para el deporte español. Desde hace cuatro años trabaja en LaLiga y actualmente ejerce de responsable de un proyecto de LaLiga Global Network por el que está coordinando profesionales que representan al fútbol español en cerca de 50 países.

García Hemme, que entró a formar parte de este equipo ejecutivo dentro del acuerdo establecido entre LaLiga y el Consejo Superior de Deportes (CSD) por de sus méritos competitivos y su excelente formación, puesto que está terminando el proyecto de fin de carrera de Arquitectura y culminó un Máster de Gestión Deportiva. Nico es taekwondista, quizás por ello nunca se perdió, no se dio por vencido y cuidó su futuro, alejado de la fama, formándose como profesional sin que los éxitos le condicionasen.