Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este jueves 18 de julio
Opinión

Sede mundialista

Estaríamos ante un salto cualitativo en la oferta deportiva y de ocio similar a la vivida con la construcción del Gran Canaria Arena

Sábado, 29 de junio 2024, 21:37

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Mientras en Alemania las miradas de los seguidores del fútbol están centradas este domingo en el partido de octavos de final de la Eurocopa de España contra Georgia, en los despachos de las administraciones públicas, entre los clubes de fútbol y entre los aficionados a ese deporte también hay expectación ante el anuncio de las sedes para el Mundial de 2030, que organizarán conjuntamente España, Portugal y Marruecos. Ha llegado el momento en que esos tres países definan qué recintos estarán en condiciones de afrontar el reto de un Mundial, para luego conseguir el visto bueno definitivo de la Fifa.

Salvo una sorpresa mayúscula que sería muy difícil de explicar, Gran Canaria será una de las sedes, con el estadio situado en Siete Palmas como el recinto que albergará los encuentros. Si llega el anuncio oficial, estaríamos ante un éxito mayúsculo, pues conviene recordar que hasta el pasado año la isla aparecía fuera de casi todas las quinielas. El trabajo desarrollado desde el Cabildo de Gran Canaria ha sido determinante para ese cambio de rumbo y para que ahora el optimismo sea mayúsculo. El grupo de gobierno que preside Antonio Morales ha desplegado una estrategia en un doble sentido: por un lado, buscando la colaboración de todas las administraciones -estatal, autonómica y ayuntamientos- y, por otro, diseñando un proyecto de ampliación del Estadio de Gran Canaria que atendiese las exigencias de la FIFA y que, sobre todo, contase con la ficha financiera precisa. De hecho, el pleno del Cabildo ya ha dado pasos en ese sentido y lo ha hecho, además, con una unanimidad que demuestra que estamos ante un proyecto compartido por toda la isla.

Como señaló Antonio Morales en su reciente entrevista en CANARIAS7, ese estadio, una vez ampliado, no solo serviría para acoger los partidos del Mundial de 2030 y también los de la UD Las Palmas, sino que la isla contaría con un recinto para atender eventos de todo tipo, con un aforo de decenas de miles de personas. Estaríamos, por tanto, ante un salto cualitativo en la oferta deportiva y de ocio similar a la vivida con la construcción del Gran Canaria Arena.

El consejero de Deportes del Cabildo, el socialista Aridany Romero, señala hoy en una entrevista que la sede mundialista habría que interpretarla como un éxito colectivo. Y así sería pero, pase lo que pase, el reconocimiento al buen trabajo de la corporación insular es obligado.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios