Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este miércoles 29 de mayo
Opinión

Elecciones vascas

Veremos si el PSOE no pierde la condición de tercero en discordia por las decisiones de Sánchez y sus alianzas

Editorial -

Las Palmas de Gran Canaria

Sábado, 20 de abril 2024, 22:46

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Casi 1,8 millones de vascos están llamados a votar este domingo, en unos comicios con una dimensión nacional mucho mayor que en citas anteriores porque se disputan el liderazgo en votos y escaños dos partidos que conforman la mayoría parlamentaria que hizo posible la investidura de Pedro Sánchez y que mantienen en pie a su Gobierno.

Catorce formaciones políticas concurren a las urnas pero es evidente que las miradas están puestas en el Partido Nacionalista Vasco (PNV) y Bildu. La tradicional hegemonía peneuvista puede quebrarse y prueba de ello es que el PNV puso fin de manera sorpresiva a la carrera política del lehendakari en funciones, Iñigo Urkullu, y apostó por un candidato, Imanol Pradales, con el que ha intentado lanzar un mensaje de renovación.

En cuanto a Bildu, su progresión en votos y en los estudios demoscópicos ha ido de la mano precisamente del protagonismo adquirido en las Cortes, donde el PSOE decidió que el partido heredero de Batasuna y, por tanto, a la sombra de ETA, podía ser determinante en las políticas de Estado. El tramo final de la campaña ha demostrado que Bildu sigue donde siempre ha estado: sin condenar expresamente el terrorismo etarra, limitándose a juegos de palabras que no consuelan a las víctimas de la banda asesina. Esa posición puede que no suponga mayor desgaste para Bildu entre los electores vascos, pero sí para el Partido Socialista en el conjunto de España. De hecho, tanto desde el Gobierno como desde el PSOE han intentado desmarcarse a última hora de Bildu, palabras, en todo caso, que no se acompasan con lo que vemos a diario en el Congreso.

Precisamente el PSOE aparece como el tercero en discordia en las urnas. Veremos si no pierde esa condición por las decisiones de Sánchez y sus alianzas, como también habrá que ver si el PSOE vasco suma sus escaños a los de Bildu o, como hasta ahora, a los del PNV. O si las dos formaciones nacionalistas aparcan sus históricas diferencias y dejan al PSOE en soledad y en ridículo.

Para el Partido Popular, el reto es crecer y que Vox no suba, o incluso que quede fuera del Parlamento. Y en cuanto a Sumar y Podemos, este domingo pueden registrar otro sonoros fiascos.

Son, por tanto, unas elecciones autonómicas pero en clave nacional, con epicentro en el País Vasco pero con resonancias en las Cortes.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios