Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este viernes 19 de abril

Debate

Del director ·

El mayor mérito es llegar vivos y juntos al final de la travesía

Francisco Suárez Álamo

Las Palmas de Gran Canaria

Lunes, 27 de febrero 2023, 23:22

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Ángel Víctor Torres sube hoy a la tribuna del Parlamento de Canarias para abrir un debate que pasará revista a cómo está el archipiélago. Al ser el último de la legislatura de ese contenido, pues evidentemente sonará a balance de mandato, a repaso final antes del examen de los ciudadanos. Digamos que es como la presentación del trabajo de fin de grado, pero con el matiz de que la nota que importa no es la que ofrecerán los señores diputados, sino quienes el 28 de mayo acudan a las urnas.

En cuatro años han pasado muchas cosas, y en estos cuatro quizás demasiadas. No hago el inventario de desdichas porque están en la memoria de todos y porque ya se ha encargado el cuatripartito de hacer ese ejercicio hasta la extenuación. Digo esto porque es cierto que algunas de esas incidencias fueron muy nuestras -la calima intensísima y el impacto de la covid en la pandemia-, pero también es verdad que otras fueron generalizadas en todo el país, de manera que si lo que se busca es un ejercicio de victimismo, pues nos ponemos a escuchar el debate del estado de Murcia y seguro que encontramos puntos comunes.

Quizás lo que conviene tener presente es que tres años y unos cuantos meses Ángel Víctor Torres subió por primera vez a la tribuna parlamentaria en la que hoy estará una hora y pico haciendo inventario y lo hizo aupado por un aire de cambio. Eso sí, con avisos de aquí y de allá de que su renovación iba a durar unos pocos meses y que pronto se vería de nuevo en la bancada de la oposición. Ahí puede radicar el mayor mérito de este Gobierno: llegar vivos y juntos al final de la travesía y que casi nadie se haya bajado del barco (escribo 'casi nadie' porque sí hubo una diputada majorera aportada en su día por NC que se desmarcó).

Esa estabilidad no es cualquiera cosa: por un lado, porque en Canarias lo habitual era todo lo contrario, y, por otro, porque debemos hacernos la pregunta de cómo habría sido afrontar las duras travesías de muchos momentos de esta legislatura con un Gobierno enfrascado en la división. O incluso con alguna moción de censura de por medio.

Inevitablemente para Torres y para los socialistas, se va a hablar de presuntas corruptelas. En el tramo final han aparecido el caso Mascarillas y el caso Mediador y en ambos la capacidad de reacción de los socialistas ha sido francamente mejorable. Siendo benévolos, fueron ingenuos y creyeron en quienes no debían. Pero eso pudiera valer en el primer caso. En el segundo ya es ser excesivamente indulgente.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios