Borrar
Alfredo Landa, el día en el que le dieron el Goya de Honor, en 2008. Murió en 2013. EFE
Alfredo Landa

Alfredo Landa

Por si le interesa ·

Martes, 14 de marzo 2023, 23:25

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El otro día hicieron una pequeña encuesta en la calle sobre la figura de Alfredo Landa. Fue para un programa radiofónico. Solo abordaron a gente joven y me sorprendieron las respuestas. Nadie le conocía. Solo uno creo que apuntó al ciclista con el que el mítico actor español comparte apellido. El dato no tiene mayor interés. Tampoco es delito no saber quién fue el protagonista de El crack, Los Santos Inocentes o Canción de Cuna.

Lo cierto es que esa constatación del desconocimiento de esta figura entre los más jóvenes me lleva a reflexionar sobre hasta qué punto en pocos años generaciones poco distantes apenas compartimos un corpus de referencias comunes. Cuando era crío, mitos como James Dean, Marilyn Monroe, John Wayne o Charles Chaplin hacía tiempo que criaban malvas, pero sabía quiénes eran. Mis padres sí vieron sus películas cuando ellos estaban vivos; los de mi generación no, pero los conocíamos, aunque fuera de oídas.

Claro, entonces los imputs de información que recibíamos eran más reducidos y masivos. Dos canales de televisión, un par de periódicos, una selección de emisoras de radio… Millones de españoles recordamos las noches de los viernes frente al 1, 2 3. O las meriendas viendo Barrio Sésamo.

Hoy, en cambio, los contenidos llegan tan fragmentados y de fuentes tan diversas y heterogéneas que se hace difícil que hasta los habitantes de un mismo pueblo compartan un mínimo poso de referencias. El otro día, en un partido de fútbol sala, adolescentes de los dos equipos se hacían selfis con uno de los entrenadores. No tenía ni idea, pero es un conocido tiktoker. Ellos flipaban y para mí era uno más. ¿Eso es bueno o malo? ¿Importa o no importa? El tiempo lo dirá.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios