Borrar
Yolanda Díaz y el Papa, el pasado sábado. E. P.
Faltó la capa

Faltó la capa

A la última ·

Lunes, 13 de diciembre 2021, 23:02

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Desde el Gobierno han dicho que no se puede vivir en un país católico dando la espalda a la Iglesia. Eso lo sabe cualquiera, porque, fe aparte, en España somos culturalmente católicos. No sé si la visita de Yolanda Díaz al Papa tiene intenciones ocultas, pero tampoco puede extrañar que a alguien del PCE le guste el papa Francisco. La perogrullada del Gobierno es para criticar al PP por criticar la visita al Santo Padre (como ella no se cansaba de llamarlo con arrobo) y acusar a la vicepresidenta de andar promocionándose. Más mala leche tenían los memes donde se veía a Díaz enseñándole al Papa el libro de Rosalía de Castro que le había regalado (aparte de una estola fabricada con polímeros procedentes de descartes plásticos). El chiste la suponía, mientras miraban el libro, diciéndole: «Y estas son las fosas comunes de Paracuellos donde metimos a miles de personas por ir a misa o tener un crucifijo en casa». «Preciosas», contestaría el Santo Padre.

Yolanda Díaz no es Santiago Carrillo (no ha hecho ni lo malo ni lo bueno de Carrillo), pero su carrera política es fascinante. Me encanta esa seguridad en sí misma. Lo mismo le da por declarar su proyecto como transversal (¿qué demonios es eso?) que se va al Vaticano con la misma alegría con que Manel Fuentes se presentó en la casa de la tía de Bruce Springsteen. En su hoja del lunes, Iván Redondo calcula 78 escaños a Díaz. Y dice que la idea de la primera mujer presidenta es respaldada por el 63% de la ciudadanía y casi un 20% estaría dispuesta a cambiar su voto para hacerla realidad. Pero lo que más me ha gustado es que fuera a ver al Papa vestida de Marguerite Yourcenar cuando entró en la Académie. Sólo le faltaba la capa.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios