Villarejo sufre un leve ictus y pide aplazar el primer juicio por 'Tándem'

El comisario jubilado presenta «visión doble, párpado del ojo derecho caído, fuertes dolores de cabeza, fotofobia que le impide estar en zonas iluminadas y aturdimiento generalizado», según el escrito de su abogado

Mateo Balín
MATEO BALÍN Madrid

El comisario jubilado José Manuel Villarejo, de 71 años, ha sufrido un accidente cerebro-vascular que le ha provocado la parálisis de un ojo, según ha informado este jueves su defensa. Este ictus ha llevado al investigado a pedir al tribunal de la Audiencia Nacional que juzga la 'operación Tándem' que suspenda las sesiones previstas para julio y las aplace a septiembre. Se trata de la primera vista oral que se celebra por el espionaje parapolicial llevado a cabo a cabo por el grupo empresarial de Villarejo, Cenyt.

Según el escrito presentado por su defensa, Villarejo presentó los primeros síntomas el pasado 24 de junio, pero se fueron agravando hasta que dos días después ingresó en las urgencias de un hospital madrileño. En estos momentos, detalla, está pendiente de ser evaluado por un neurólogo, para lo que ha sido citado para el próximo 6 de julio.

Ese mismo día, precisamente, estaba previsto que Villarejo respondiera como investigado en la nueva pieza separada número 33, donde se investiga el presunto espionaje que habría dirigido contra el que fuera cónsul de Letonia en Barcelona y presidente de la Plataforma Pro Seleccions Catalanes, Xavier Vinyals.

No obstante, el comisario sí ha podido ser examinado por un cardiólogo, que en un informe del pasado martes le recomendó «reposo relativo», contraindicándole «cualquier situación emocional o de esfuerzo significativo físico durante un periodo mínimo de tres meses, dado que es un hipertenso grave de larga evolución».

Fotofobia y aturdimiento

La defensa explica en su escrito que actualmente el comisario «presenta visión doble, párpado del ojo derecho caído, fuertes dolores de cabeza que se irradian a la cuenca del ojo derecho, fotofobia que le impide estar en zonas iluminadas y aturdimiento generalizado».

Un cuadro que, «al haber enfermado de forma repentina», no puede estar presencialmente «en unas condiciones de salud adecuadas» en las sesiones del juicio programadas para julio, por lo que solicita que se suspendan y trasladen a las ya fijadas para septiembre.

Asimismo, pide que se le someta a un reconocimiento médico previo los días 1 y 2 de septiembre «para determinar si en esa fecha se encuentra ya en unas condiciones médico-legales mínimas que le permitan participar en su propio enjuiciamiento».

El abogado de Villarejo, Antonio José García Cabrera, recalca en su escrito que en la semana del 11 al 14 de julio estaba agendado que las defensas presentaran sus conclusiones definitivas y que comenzaran los informes de acusaciones y defensas, un trámite «trascendente» para el juicio.

Asimismo, ha recordado que el comisario, aunque es el principal acusado, también ejerce de abogado codefensor, y no cabe esperar que en esos días esté en «las necesarias condiciones de salud para estar físicamente presente en la sede del tribunal, como era su voluntad, ni tampoco en condiciones de colaborar en su propia defensa».

En este primer juicio por 'Tándem', Villarejo se enfrenta a 83 años de cárcel por los trabajos que habría hecho en los proyectos 'Iron, 'Land' y Pintor' por encargo de particulares, empresarios y un despacho de abogado.