Villarejo sobre el excomisario Ortega: «Los 'catalinos' pagan»

La Fiscalía abre diligencias tras difundirse unos audios con Dolores de Cospedal

CANARIAS7/EFE

El excomisario José Manuel Villarejo alertó a María Dolores de Cospedal (entonces número 2 del PP y que fue ministra de Defensa) de que quien fuera jefe superior de Policía Narciso Ortega cobraba del movimiento independentista catalán. «Los 'catalinos' pagan», dice Villarejo en un audio en referencia a Ortega y al director de una agencia de detectives.

Narciso Ortega fue jefe superior de Policía en Canarias y después acabó en Cataluña, donde fue relevado. Ese relevo se produjo en pleno auge del movimiento independentista catalán.

Efe

La Fiscalía ha abierto diligencias por los audios, publicados por el periódico catalán 'El Mon'.

Como informó el pasado fin de semana la agencia de noticias Efe, la fiscal superior de Barcelona, Concepción Talón, ha abierto diligencias por la denominada Operación Cataluña contra el independentismo al considerar que unos hechos denunciados por el ex jefe superior del Cuerpo Nacional de Policía «podrían ser constitutivos de delito», aunque ha remitido el caso a la fiscalía de Madrid.

La denuncia del comisario Ortega va dirigida contra la exministra de Defensa Dolores de Cospedal, el exministro de Interior Jorge Fernández Díaz, el exsecretario de estado de Seguridad Francisco Martínez y el excomisario José Manuel Villarejo.

Los audios publicados por el digital 'El Món' originaron la presentación de una denuncia del comisario y exjefe superior del Cuerpo Nacional de Policía en Cataluña Narcís Ortega, al que se incluyó en una lista negra de independentistas que era necesario vigilar.

La denuncia aportaba conversaciones, anotaciones en agendas, y los informes policiales de los seguimientos realizados, de los que se desprende que Ortega también había sido víctima de la conocida como «policía patriótica», que lo acusaba de ser «independentista».

El escrito de la fiscalía recoge brevemente los hechos descritos en la denuncia de Ortega, según la cual «mandos policiales, cargos públicos y dirigentes políticos formarían una estructura organizada, de carácter permanente y con reparto de funciones, con la finalidad de obtener información y/o confeccionar pruebas falsas para intimidar, perjudicar y/o desprestigiar a personas próximas al movimiento independentista catalán».

También hace constar que Ortega fue sometido a seguimiento y fue « trasladado de forma injusta» de su destino como jefe de policía en Cataluña a Teruel.

La fiscal de Barcelona considera que dichas actividades se habrían financiado con fondos públicos, motivo por el que entiende que los hechos descritos podrían ser « constitutivos de delitos» como los de prevaricación, revelación de secretos, malversación y organización criminal.

La fiscal cree que hay suficientes motivos como para iniciar diligencias, aunque interpreta que los hechos denunciados tienen su origen en la capital de España, por lo que entiende que la competencia territorial es de la fiscalía de Madrid, a quién remite las diligencias abiertas en Barcelona.

En la denuncia se relata una conversación entre Villarejo y la exlíder del PP catalán y actual senadora de este partido, Alícia Sánchez-Camacho, en la cual se habla de incluir a Ortega a una «lista negra» de objetivos a los que había que vigilar y obtener información que les pudiera perjudicar.